Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanxenxo celebra volver al nivel medio, pero pide mantener la guardia de cara al verano

Los empresarios del sector hotelero y la restauración instan a ser prudentes para no regresar a las restricciones más duras E Los locales pueden servir desde hoy en interior

El paseo de Silgar la pasada Semana Santa.

El paseo de Silgar la pasada Semana Santa. Rafa Vázquez

“Es un paso adelante en la situación sanitaria de Sanxenxo”. Con estas palabras, el alcalde de la localidad turística, Telmo Martín, definía ayer el cambio de nivel restrictivo del municipio por la pandemia, del alto al medio la pasada madrugada.

De este modo, la hostelería recupera tan solo unos días después de finalizar la Semana Santa el servicio en interior de los locales, al 30%, y el aforo en las terrazas al 50%.

Sin embargo, el regidor local pide prudencia y recuerda que hace tan solo unos días, el pasado 1 de abril, había 54 casos activos en Sanxenxo. “Ahora estamos en 34, pero no debemos relajarnos”, subraya visiblemente preocupado por las consecuencias que la pandemia está teniendo tanto a nivel sanitario como económico.

“Mi recomendación tanto para vecinos como establecimientos es que mantengamos la guardia alta. Si lo conseguimos estoy convencido de que podremos tener un verano mejor que el año pasado”, considera.

Difícil organización

Y también con la vista puesta en el verano están ya los negocios tanto de restauración como los hoteles. Así lo corrobora Alfonso Martínez Cacheda, presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS).

“Volver al nivel medio está muy bien, pero es entendible el hastío de los bares, cafeterías y restaurantes, que lo tienen muy difícil a la hora de organizarse y pedir mercancía”, reconoce.

“Hay mucho cansancio, también resignación, porque no queda otra”, añade.

Sanxenxo cuenta actualmente con 34 casos activos de coronavirus

decoration

En cuanto a los hoteles, apenas notarán el cambio porque “prácticamente están todos cerrados”. “Abrieron muy pocos en Semana Santa y no es como en otras temporadas preCOVID, que ya enganchaban con el verano. Ahora volverán a cerrar hasta mediados de mayo, cuando abrirán de nuevo”, explica.

Respecto a algunos casos de incumplimiento de las medidas para evitar la pandemia, Martínez Cacheda subraya que “nosotros hemos priorizado la salud por encima de todo siempre”.

En este sentido, apunta a que “siempre hay casos aislados, pero afortunadamente son solo eso, excepciones”, en referencia al mediático suceso en el que la dueña de una cafetería en Sanxenxo se ofreció a invitar a una Coca-Cola a una clienta que se quejó porque en la mesa de al lado había once personas no convivientes.

"Desde el CETS nunca hemos cuestionado ninguna decisión ni del comité clínico ni de las autoridades. De hecho, nosotros siempre apelamos a la responsabilidad"

decoration

“Desde el CETS nunca hemos cuestionado ninguna decisión ni del comité clínico ni de las autoridades. De hecho, nosotros siempre apelamos a la responsabilidad individual, porque hay conductas que a estas alturas no se entienden; ya teníamos que tenerlo todo muy claro”, corrobora.

“Nosotros lo que tenemos ahora en mente es el verano. A ver cómo va la vacunación y el número de casos que hay. Es una incertidumbre constante”, se lamenta.

“Para convivir hay que cumplir las normas. Es la única forma de poder seguir trabajando”, concluye el presidente del CETS.

Compartir el artículo

stats