La Policía Local ha detenido a un pontevedrés de 32 añosa de edad por un presunto delito de violencia doméstica. Está acusado de dar una paliza a su madre, que se encontrada en el pasillo su domicilio con dos golpes en la cabeza.

El Concello de Pontevedra relata que los hechos ocurrieron el pasado 7 de abril, sobre las 02:00 horas, cuando una patrulla de la Policía Local de Pontevedra se trasladó a una vivienda particular donde, según varios vecinos, se escuchó una fuerte discusión familiar.

La intervención policial añade que una vez en el lugar, desde el exterior de la casa, escuchan fuertes ruidos y golpes y después de tocar varias veces en la puerta de la casa, la abrió un hombre, quien luego fue detenido. Esta persona tenía las manos cubiertas de sangre e indicó a los agentes que había tenido una discusión con su madre.

Tenía las manos cubiertas de sangre e indicó a los agentes que había tenido una discusión con su madre

Dentro de la casa, los agentes observaron sangre en varios puntos, tanto en el piso como en las paredes de la casa, así como varios objetos rotos y en un pasillo yacía en el piso, la madre de esta persona, de 69 años. Estaba cubierta con diferentes vestimentas y presentaba dos fuertes golpes, uno en la cara y otro en la cabeza, según indica la Policía

Tras requerir los servicios de una ambulancia para atender a la madre, manifestó que había sido agredida por su hijo, quien la golpeó con un objeto en la cabeza y le tiró del cabello arrastrándola y arrojándola al suelo, siendo la tercera vez sufrió tales agresiones.

Ante los hechos, los agentes de la Policía Local de Pontevedra procedieron a la detención de esta persona por un presunto delito de violencia doméstica para su disposición ante la autoridad judicial.