El cambio de nombre de la calle Juan Carlos I por el de Virxinia Pereira Renda, una decisión adoptada por mayoría plenaria el pasado 16 de febrero, sigue generando polémica. Un particular ha presentado un recurso contra este acuerdo exigiendo su revocación, lo que ha provocado la convocatoria de un pleno extraordinario para el próximo 12 de abril en el que se decidirá la aceptación o no del citado recurso.

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, explicó que el cambio de nombre de la calle se debe a una “decisión política”, que no hay ningún argumento legal en contra de la decisión del pleno, que es quien tiene competencias para la denominación de las calles, y que un informe de Secretaría avala que el acuerdo se adoptó dentro de la legalidad. El regidor municipal adelantó, por tanto, que el recurso del particular será rechazado.

Este particular considera que “no ha existido una fundamentación ni legal ni moral que justifique el cambio de nombre de la calle” y señala que no se ha tenido en cuenta la opinión de los vecinos, “a los cuales afecta profundamente dicho cambio no solo en su vida diaria, sino en sus convicciones democráticas y éticas”.

Así, en su recurso apunta tres hechos: falta de motivación del acto, explicando que la supuesta falta de ejemplaridad y honestidad del rey emérito no es tal, así como la supuesta ley del silencio alrededor de la Casa Real y “la afirmación de que será muy difícil que se celebre un juicio justo e independiente sobre el posible fraude tributario de Juan Carlos de Borbón”; también recalca que no ha sido condenado por ningún delito y que, en el caso de haberlo sido, el nombre de la calle no homenajea a una persona concreta, sino a la institución monárquica. Apunta también vicio en el procedimiento, al afirmar que el Concello de Pontevedra “violó su derecho a ser parte interesada en el expediente”, como vecino de la calle, al hacer “caso omiso” de su petición.

Finaliza señalando que este es un “acto nulo de pleno derecho” porque “lesiona su derecho a expresar libremente su opinión en cuanto al cambio de nombre de la calle donde tiene su domicilio” y porque se dictó el acto “prescindiendo del procedimiento establecido”.