El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés ha registrado un ligero empeoramiento en lo que a la pandemia se refiere al registrar 23 contagios nuevos y alcanzar los 266 casos activos.

En las últimas 24 horas se han producido 23 contagios y solamente ocho altas, por lo que el número total de enfermos vuelve a subir por cuarto día consecutivo.

Pese a que la mayoría son personas que están pasando la enfermedad en sus casas, 243, hay que destacar que el número de hospitalizados regresa a niveles de hace una semana, cuando había empezado a reducirse. Actualmente, hay 22 en planta de hospitalización uno en la UCI.

Desde el inicio del plan de contingencia del COVID se han curado 12.478 pacientes en el área, mientras que han fallecido por el virus otros 167, la mayoría con patologías previas.

En cuanto a la realización de pruebas, desde marzo son ya 186.821 PCR, así como 97.592 pruebas serológicas.