Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así son las roscas de Pascua de las películas más famosas

Los ya clásicos huevos de chocolate dan el relevo a figuras más elaboradas de Harry Potter o Star Wars

Roscas y huevos preparadas para recoger.

Las colas ya rodean algunas de las pastelerías de la ciudad, este año más si cabe ya que el aforo es reducido en el interior, para comprar la rosca de Pascua. Algunos indecisos apuran para hacer su encargo y otros precavidos ya la recogieron a principios de semana. Y es que como indican en Acuña de Michelena este año la gente se ha adelantado más que nunca a comprar, debe ser que el COVID nos ha acostumbrados a reservar todo con antelación. Pese a ello notan una leve bajada en ventas con respecto a otros años y esperan que el festivo del lunes iguale para los más retrasados.

Preparación de roscas y bizcochos. // GUSTAVO SANTOS

Madrinas, padrinos, abuelos y tíos se dan la vez también en la confitería Landín donde aseguran que “ya no queda prácticamente nada”. Aunque lo que más gusta es la rosca, las pasteleras venden huevos, casitas de chocolates y bizcocho normal de chocolate, aunque los encargos más elaborados están casi todos agotados recuerdan que hay rosca para rato y que la trabajan incluso todo el año.

Y aunque las roscas sea lo más tradicional el mercado pontevedrés va mucho más allá y se renueva año tras año. Figuras de chocolate de “Baby Yoda”, personajes de Star Wars, Harry Potter o princesas Disney, son prueba de ello. Todo de chocolate y acompañado de un juguete para los pequeños o no tan pequeños, esa es la apuesta de Sabela y Lidia Fariña, las hermanas de La Artesa. Dos pasteleras autodidactas y “frikis” que se dejan llevar por la imaginación para crear figuras únicas de chocolate.

Un huevo de R2-D2

“La mayoría de las pastelerías tienen los huevos y las casas clásicas de toda la vida, pero Lidia tiene bastante visión para estas cosas, le gustan este tipo de muñecos y los trajo desde el primer minuto”, cuenta la otra hermana, orgullosa. Explica que la idea es presentar un huevo relacionado con la figura que se regala. Un huevo o un escudo de chocolate que acompañe a Capitán América, un R2-D2 con Han Solo, un castillo para Frozen o una varita y una carta de Hogwarts que acompañen a Hermione.

Conejitos y figuras de pascua. Gustavo Santos

Las hermanas apuntan que llevan meses preparando todo: “Antes de empezar con el chocolate hay un largo proceso de ver qué figuras hacemos, hacer bocetos, buscar colorantes para el chocolate en los tonos que queremos, buscar moldes, hay mucho diseño previo”, apunta.

En este sentido señalan que han comprado incluso una termoformadora para poder hacer sus propios moldes. Por ello empiezan a preparar la campaña después de Navidad.

Lo más complicado de todo son los huevos más grandes, como uno de los más llamativos que tienen en la tienda caracterizado como unicornio. “Lo ideal es acabarlo en el día porque si se enfría más una parte que la otra ya no encajan, tienes que tener mucho cuidado porque puede agrietarse y ya no vale y tienes que hacer otro, lleva su tiempo y cuanto más grande más difícil es”, explica Fariña.

Además reciben todo tipo de encargos e incluso personalizan los conejitos de los ahijados en mascotas de chocolate del mismo color y con las mismas manchas.

Lo que sí es común en todos los pedidos, desde los más clásicos hasta los más novedosos, y en todas las pastelerías son encargos de familiares que están fuera de Galicia para sus ahijados a los que llevan demasiados meses sin ver.

Compartir el artículo

stats