El Pleno de la Corporación de Poio aprobó por unanimidad la modificación de crédito que permitirá al Concello disponer de cerca de 1,5 millones de euros, correspondientes al Remanente de Tesorería resultante de la liquidación del Presupuesto de 2020, para acometer diferentes actuaciones e impulsar varios proyectos. Todos los grupos (BNG, PSOE, Avance Poio y PP) respaldaron esta medida, que entrará en vigor una vez sea publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Pontevedra ( Boppo). El gobierno local muestra su satisfacción por este hecho y recuerda que el uso de este remanente es posible después de que el Gobierno central suspendiera temporalmente la regla de gasto, durante 2020 y 2021, a causa de la crisis sanitaria de la COVID-19.

El equipo de gobierno de Nito Sobral destaca que esta modificación permitirá “cubrir necesidades y acometer trabajos que son muy necesarios para el vecindario”. Así, 300.000 euros se destinarán a la compra de terrenos para la construcción del nuevo centro de salud, que deberá acometer la Xunta una vez que la parcela sea puesta a su disposición. También se contempla una inversión importante (hasta 200.000 euros) para la ampliación del cementerio municipal de San Xoán. En cuanto al impulso de nuevos proyectos se refiere, existe una cifra muy similar (algo más de 196.000 euros) reservada para impulsar actuaciones que se financiarán a través de fondos europeos, bien sean del FEDER o del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.