Nuevo paso adelante en el proceso para que Pontevedra cuente con una nueva residencia para la tercera edad. El gobierno municipal aprobó ayer en una reunión extraordinaria del ejecutivo la cesión de la parcela de A Eiriña para la construcción de esta nuevo equipamiento sociosanitario. El acuerdo recoge que la Xunta deberá destinar este terreno a la construcción de dicha infraestructura pública en el plazo máximo de cinco años.

Cabe recordar que será la Fundación Amancio Ortega quien construya esta residencia. El proceso de cesión de los terrenos comenzó el pasado 14 de diciembre, momento en el que el Concello puso la parcela a disposición de la Xunta de Galicia y ahora el expediente llega a su final después de que el plazo de exposición pública de la cesión el 23 de marzo.

Se trata de una parcela de cinco mil metros cuadrados de superficie y que está ubicada en la llamada Unidad 18, al lado de Doce de Novembro. Se trata de una de la parcela que podía calificarse como la “joya de la corona” de las de propiedad municipal por su ubicación y tamaño. En su día era la que se cedió a la ONCE para la construcción de su centro de recursos al que tuvo que finalmente renunciar. Por ello, fue necesario volver a inscribirla en el registro de la propiedad a nombre del ayuntamiento.

Contará con 120 plazas públicas, requerirá una inversión de 12 millones de euros y permitirá la creación de 115 puestos de trabajo en el ámbito de los cuidados

La elección de esta parcela también supuso un cambio de ubicación respecto a la que inicialmente se había reservado para construir una residencia para mayores y que estaba en A Parda.

El cambio surgió de la necesidad de contar con más metros cuadrados de terreno y reducir el número de pisos del edificio.

El actual proyecto de residencia contempla un edificio de planta baja y dos pisos superiores para facilitar el control y la gestión por planta. Además, dispondrá de una parcela exterior de ciertas dimensiones para permitir el esparcimiento y la estancia al aire libre de las personas usuarias.

El nuevo geriátrico se integrará en la red de residencias públicas de la Xunta de Galicia, contará con 120 plazas públicas, requerirá una inversión de 12 millones de euros y permitirá la creación de 115 puestos de trabajo en el ámbito de los cuidados. Diseñada por el estudio coruñés Elsa Urquijo Arquitectos, contará con una equipación de vanguardia y con servicios innovadores como las unidades psicogeriátricas, especializadas en el abordaje del Alzhéimer y otras demencias.