Un vecino de Poio de 33 años protagonizó esta mañana un accidente que provocó que una calle de San Salvador se mantuviese cerrada al tráfico durante una hora.

Se salió de la vía alrededor de las 11 de la mañana contra el muro de cierre de una casa en Portosanto, una vía secundaria. Tras realizársele la prueba de alcoholemia, dio positivo con una tasa de 1,02 en aire espirado. La causa del accidente, según la Policía Local de Poio, que se personó en el lugar, fue la combinación de velocidad y alcohol.

El conductor no llevaba el cinturón de seguridad puesto, por lo que se dio un golpe con la cabeza contra el parabrisas, aunque no resultó herido grave. Hasta el lugar acudió también una ambulancia para asistirlo, pero no hizo falta evacuarlo.

Ahora se le investiga por un delito contra la seguridad vial y ha sido citado para un juicio rápido el jueves 8 de marzo.

Debido al accidente, la calle, en la que hay viviendas a ambos márgenes, tuvo que estar cortada al tráfico durante una hora, hasta que llegó la grúa.