Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores de Ence regresan de su protesta en Madrid con el compromiso de ser recibidos por la ministra

El Gobierno aclaró que Teresa Ribera recibirá únicamente al comité de empresa de fábrica que ayer mismo ya recibió la convocatoria

Los manifestantes empapelaron con papel higiénico las verjas del Ministerio. | // CEDIDA

Los trabajadores de Ence, de empresas auxiliares y del sector forestal y logístico que llevan movilizándose varias semanas sintieron ayer una primera victoria tras arrancar el compromiso de que serán recibidos el próximo miércoles en una reunión presencial por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Un compromiso que se obtuvo después de que las protestas de los trabajadores, convocadas por la sección sindical de Comisiones Obreras y el comité de oficinas de Pontevedra, llegaran ayer a la misma puerta del Ministerio de Transición Ecológica en Madrid, hasta donde se desplazaron más de 200 empleados de Ence, transportistas de madera, operarios de empresas auxiliares o trabajadores del sector forestal gallego. Allí, “empapelaron” con papel higiénico la sede ministerial.

En la manifestación, los trabajadores volvieron a clamar contra el artículo 18.4 de la Ley de Cambio Climático. Aunque desde el Ministerio de Transición Ecológica se reiteró ayer que este artículo es completamente inocuo con respecto al futuro de la pastera en Lourizán, (que está pendiente de un recurso judicial en la Audiencia Nacional); para los trabajadores y para la empresa esta norma sume a la planta en una inseguridad jurídica enorme que evitaría las inversiones en la fábrica y aceleraría su cierre.

El sector forestal estuvo presente en la movilización. | // CEDIDA

José Luis García Pedrosa, secretario comarcal de Comisiones Obreras en Pontevedra, explicó que la reunión con la ministra “es un primer objetivo cumplido, dado que lo que pretendemos es trasladarle en persona a Teresa Ribera las consecuencias que tendría no solo para Pontevedra, sino para todo el sector forestal gallego, la decisión que están tomando, porque nos da la sensación de que no son de todo conscientes de lo que es Ence”, explicó. Además de los 400 puestos directos de personas que entran todos los días a trabajar en la fábrica, la presidenta del comité de oficinas, Ana Cedeira, cifra en más de cinco mil los empleos en peligro en Galicia si Ence-Pontevedra echa el cierre.

García Pedrosa: "Nos da la sensación de que en el Ministerio no saben lo que significa Ence para Galicia y el sector forestal"

decoration

García Pedrosa añadió que, más allá de exigir la retirada del polémico artículo de la ley de Cambio Climático, el principal objetivo que pondrá sobre la mesa en esa reunión será “ante todo que nos den garantías de continuidad de los puestos de trabajo”.

Horas más tarde, el delegado del Gobierno en Galicia confirmaba el compromiso alcanzado por la ministra de recibir a los trabajadores de Ence, pero aclaraba que se reuniría con el comité de empresa de fábrica de la pastera, que de momento ha apostado por la vía de constituir una mesa de diálogo frente a estas movilizaciones impulsadas solo por la sección sindical de Comisiones Obreras y el comité de empresa de oficinas. Fuentes del comité de empresa de fábrica confirmaron a última hora de ayer que han sido citados a esta reunión que se celebrará en la modalidad que ellos elijan, o presencial o telemáticamente, en respuesta a una petición que habían cursado hace ya tiempo.

El BNG pide cambiar la ley de Cambio Climático y blindar al sector mar-industria

Por otra parte, el diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, interpeló ayer al PSOE y a Unidas Podemos para que “busquen una solución por la vía de la transacción” durante la tramitación de la futura ley de Cambio Climático de modo que se blinden las concesiones en dominio público marítimo-terrestre a actividades del tejido mar-industria alimentaria. Esto supondría la “supresión o modificación” del polémico artículo 18 para que se especifique que quedan excluidas todas las actividades que necesiten tener acceso al agua como depuradoras o conserveras, por lo que esta petición no incluiría a la pastera de Ence en Lourizán, que “tiene que salir de la ría”, según Rego.

También el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, hizo referencia ayer a esta ley y al impacto que tendría en el sector mar-industria gallego por lo que hizo un llamamiento a los diputados gallegos en el Congreso, especialmente a los del PSOE, a que voten en contra de esta ley y su artículo 18 “si les queda algo de compromiso con esta tierra”. Anunció que el PP presentará una enmienda transaccional a esta ley que permitiría corregir esta situación.

Compartir el artículo

stats