Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos a caminar, de compras... y vermú

Vecinos del área sanitaria abarrotan paseos, playas y sendas naturales en el primer fin de semana con movilidad entre concellos | La Policía desalojó la plaza de A Verdura

Una familia disfruta de la playa en Sanxenxo

Una familia disfruta de la playa en Sanxenxo Gustavo Santos

Paseos, playas, mercados o rutas de naturaleza. Tras días de confinamiento y lluvias, los vecinos de la comarca aprovechan el buen tiempo y se echaron ayer a la calle en una jornada de compras, actividades al aire libre y, muy especialmente, de cañas y chiquiteo en las terrazas. Al igual que el primer día de la desescalada, las mesas llenas han supuesto un respiro en la caja de los hosteleros que concentraron la demanda.

La intensidad de la jornada se hizo sentir en el Mercado de Abastos de Pontevedra y, horas después, en las terrazas de varias plazas del centro histórico como A Leña o A Verdura, que fue desalojada por agentes de Policía Local y Nacional alrededor de las 17.30 horas para frenar la aglomeración.

Se produjeron quejas vecinales y los agentes comprobaron que había gente bebiendo en las escaleras y bancos

decoration

Se produjeron quejas vecinales y los agentes comprobaron al llegar que “había bastante gente en los alrededores, incluso bebiendo de pie”. Los portavoces de la Policía Local indicaron además que dos de los clientes se encararon con los policías, si bien por el momento no ha trascedido si se presentaron denuncias.

No obstante, ya desde primera hora distintos espacios naturales de la comarca se llenaron de deportistas, parejas y familias deseosas de disfrutar del sol.

Los paseos de Silgar, Lourido, la ruta da Ostreira de Campelo, las cascadas de Barosa o las riberas del Lérez fueron algunos de los espacios donde los pontevedreses apuraron el día primaveral.

En Estribela los vecinos se felicitaban porque tras autorizarse la movilidad entre concellos por primera vez podían cruzar la “frontera” del municipio vecino, Marín, caminar unos metros y comprar en la Plaza, realizar recados o pedir el vino en la terraza del bar favorito.

Dos agentes de la Policía Local inspeccionan una cafetería de Pontevedra

Por segundo día aproximadamente el 55% de los locales de hostelería continuó sin levantar la verja. En el caso de Sanxenxo, epicentro de las visitas de cientos de vecinos del área sanitaria, “solo abre la mitad”, confirma Alfonso Martínez, presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos, un sector sumido en la incertidumbre a semanas del habitual arranque de la temporada.

Son días de ensayos con las plantillas readaptadas y las nuevas exigencias de señalización de los locales. Al igual que horas antes la asociación Hoempo de Pontevedra, el Clúster de Sanxenxo critica que “todo ha sido muy apresurado” (en alusión a las nuevas medidas de la desescalada) para este fin de semana de aluvión y “no todo el mundo está enterado”.

En el nuevo protocolo se incluye, por ejemplo, la instalación de todas las mesas autorizadas y la inutilización de la mitad del velador, que los locales dispongan de QR para facilitar, llegado el caso, los rastreos, y carteles advirtiendo del aforo, medidas que trasladaron a los hosteleros los agentes de Policía Local, que en municipios como Sanxenxo y Poio han reforzado los dispositivos de vigilancia e inspección en previsión.

De nuevo en muchas terrazas se sucedieron los llenos y con ellos los reencuentros familiares y de grupos de amigos de distintos municipios del área sanitaria, autorizados por primera vez a desplazarse.

El paseo de Silgar se llenó de numrosos vecinos de la comarca que acudieron para disfrutar del sol Gustavo Santos

Con todo, los hosteleros señalan que “no hay ningún boom turístico”. Alfonso Martínez indica en este punto que “habitualmente en un fin de semana como éste de buen tiempo tras semanas de lluvias los locales de Sanxenxo estarían recibiendo mucha gente de distintas localidades de Galicia que pasan aquí un fin de semana, van al spa o pasean por la playa etc”.

Ese efecto, añade, “no lo estamos viendo”, sino que este fin de semana “viene mucha gente a Sanxenxo, pero no hay una avalancha sino que son los clientes de siempre, los vecinos de zonas cercanas, que quieren salir”.

Compartir el artículo

stats