Agentes de Policía desalojaron en la tarde de este sábado la plaza de A Verdura ante la aglomeración de clientes en el entorno de las distintas terrazas, en las escaleras de los soportales y en los bancos. En el operativo, encabezado por la Policía Local, también participaron efectivos de la Policía Nacional, que colaboraron en este dispositivo para controlar el ambiente de la hostelería en el primer fin de semana de apertura de la movilidad entre concellos del área sanitaria.

El desalojo se produjo alrededor de las 17.30 horas, después de que la Policía Local hubiese recibido quejas por la aglomeración de clientes en la plaza y actividades de riesgo como cantar o elevar la voz, que multiplican las posibilidades de contagio si no se mantienen las distancias de seguridad.

Al personarse en A Verdura, los agentes comprobaron que varios clientes estaban consumiendo sin estar sentados en una mesa, que la aglomeración era excesiva, y decidieron ordenar la retirada de los veladores para frenar la afluencia y disolver la concentración.

Dos de los clientes se encararon con la Policía, según explicaron a FARO los portavoces de la Policía Municipal, si bien por el momento se desconoce si se han presentado denuncias.

También a lo largo de la jornada de hoy se han realizado controles e inspecciones en locales de Pontevedra, Sanxenxo y Poio, en una intensificación de la vigilancia que quiere hacer frente a la gran afluencia registrada en los dos últimos días, en los que las terrazas encadenan llenos, y también vigilar el cumplimiento del programa de control de los establecimientos de hostelería.