Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pontevedreses, los más perjudicados por el encarecimiento de la vivienda

Un agente inmobiliario enseña un piso en venta a una joven en Pontevedra. | // GUSTAVO SANTOS

La crisis del coronavirus apenas se ha dejado sentir en el mercado inmobiliario pontevedrés, convirtiéndose en la ciudad gallega donde más se ha encarecido la vivienda. Al cierre del 2020, el precio por metro cuadrado se situó en los 1.789 euros, un 18% más de lo que se pagaba hace cinco años.

Se trata del mayor incremento registrado en el conjunto de Galicia, que en el año en que estalló la pandemia consiguió frenar los precios de venta cayendo un 2,6% en comparación los registrados en el 2015. Así se extrae del último informe publicado por el portal inmobiliario Fotocasa y que recoge la variación acumulativa de la vivienda en el conjunto del Estado.

Mientras que el año pasado se pagó por una vivienda de 80 metros cuadrados de media en Galicia 127.114 euros, en la Boa Vila la transacción se efectuó por un 11% más: 143.114 euros. Para encontrar un precio inferior al del conjunto gallego habría que viajar hasta el 2015, cuando la vivienda en régimen de venta en Pontevedra se situó en los 121.758.

Además de superar al precio medio del conjunto del territorio gallego, el incremento del 18% es mucho mayor que el registrado en el resto de capitales provinciales. En los últimos cinco años, A Coruña y Lugo experimentaron una subida en el precio de la vivienda en venta del 8,8% y del 8%, respectivamente. Mucho menor fue el cambio que sufrieron los ourensanos, pues allí apenas se incrementó el precio en un 1,1%.

Como dato positivo en el mercado inmobiliario pontevedrés, cabe resaltar que el precio de la vivienda apenas varió entre el 2019 y el 2020, llegan incluso a reducirse en un 0,3%.

Poder adquisitivo

A pesar de que el precio de la vivienda en régimen de venta se ha encarecido en Pontevedra en un 18%, los pontevedreses no necesariamente han perdido poder adquisitivo a raíz de destinar una mayor parte de sus ingresos al inmueble ya que estos han ido creciendo a la par. Entre el 2015 y el 2019, último año del que hay datos disponibles en el Instituto Galego de Estatística, la mediana de ingresos por hogar se incrementó en un 22,62%, pasando de los 1.793 euros a los 2.317. En cuanto al gasto en hipoteca por hogar, un 24% de las viviendas en Pontevedra tienen este gasto mensual (dos puntos menos que en el 2015) y la media en el 2019 ascendió a los 427,34 euros, 11,51 más que en el 2015.

La pandemia doblega la subida del alquiler

El precio acumulativo de la vivienda en alquiler también ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años en la Boa Vila, aunque en el 2020 el efecto de la crisis del coronavirus permitió una ligera bajada. Mientras que desde el 2015 los alquileres sufrieron un aumento del 43%, el año pasado se rompió la tendencia bajando un 2,1%. En el 2020, se pagó 7,07 euros el metro cuadrado de media al mes, frente a los 4,93 euros que se pagaron en el 2015.

Aunque también en el mercado del alquiler Pontevedra lidera la mayor subida en los últimos cinco años en comparación al resto de capitales provinciales de Galicia, en el último año es en la que más se frenó la subida. En cuanto a la media gallega, desde el 2015 se encareció el alquiler un 34%. Frente al 2019, en el 2020 los precios se incrementaron también en un 1,6%. En el año en que estalló la pandemia del COVID-19, el precio medio del metro cuadrado de la vivienda en régimen de alquiler costó en Galicia 7,20 euros al mes. Desde el año 2015, los hogares con gasto en alquiler de vivienda en Pontevedra aumentaron tres puntos porcentuales. Según el último informe elaborado por el IGE, con datos del 2019, el gasto medio por hogar destinado a sufragar el alquiler ascendió a los 379,89 euros.

Compartir el artículo

stats