Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El CHOP, pionero en Galicia al poner en marcha una consulta especializada en síndrome post-COVID

Visita en la UCI a un paciente de coronavirus. | // POOL RAMÓN LEIRO

El Hospital Montecelo de Pontevedra cuenta ya con una consulta específica de seguimiento de pacientes que han pasado el coronavirus pero que siguen arrastrando importantes secuelas. Es lo que se conoce como el síndrome post-COVID.

Este equipo, formado por el momento por especialistas en Medicina Interna, lleva ya funcionando un par de semanas en el área sanitaria. De este modo, el Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP, se convierte en pionero en Galicia y se adelanta incluso al anuncio realizado por el conselleiro de Sanidade,Julio Comesaña, que el pasado martes informó de que el Sergas pondría en marcha unidades de seguimiento para estos pacientes.

El objetivo es, asegura el jefe de Medicina Interna, el doctor Juan Carlos Rodríguez, lograr una mejor calidad de vida para aquellos que han superado la enfermedad pero que todavía la sienten presente de algún modo.

El jefe de Medicina Interna, el doctor Juan Carlos Rodríguez. Gustavo Santos

Juan Carlos Rodríguez: “En nuestro caso, por la patología que es, muy médica y muy invalidante, decidimos también llevarla en base a nuestra experiencia en COVID"

decoration

“Desde nuestra consulta, y por toda la patología médica que acarrean estos enfermos, ya hace un par de semanas comenzamos a consultar a los portadores crónicos, en inglés ‘long hauler’, con sintomatología durante semanas o meses”, explica Rodríguez, que aclara que se trata de una sintomatología “muy inespecífica, pero a veces muy molesta” y que se relaciona con el síndrome de fatiga crónica.

El jefe de Medicina Interna se puso en contacto con el de Psiquiatría, el doctor Alfonso Casas, “y a él le pareció muy interesante, por lo que le mandé una copia del proyecto”.

Esta consulta, que atiende a los pacientes post-COVID funciona desde hace varias semanas, atendiendo a los usuarios tanto presencialmente como vía telefónica. Es la primera en ponerse en marcha la comunidad autónoma, pero no en España.

“Recientemente estuve en contacto con compañeros de Cataluña, donde ya lo hacen desde hace meses desde Atención Primaria y también en hospitales, con un método muy desarrollado, porque son siempre muy punteros en esto”, manifiesta el especialista.

“En nuestro caso, por la patología que es, muy médica y muy invalidante, decidimos también llevarla en base a nuestra experiencia en COVID”, añade.

"Hay una cuestión muy importante a destacar al respecto de este síndrome: que los pacientes ya no contagian"

decoration

Hay una cuestión muy importante a destacar al respecto de este síndrome: que los pacientes ya no contagian. “Este virus se sabe que desarrolla fenómenos autoinmunes, es decir, que el cuerpo se daña a sí mismo, entre un 9 y un 17% de las personas, un porcentaje importante. Es un mecanismo inmunológico de irregulación, pero no contagian”, informa el doctor Rodríguez.

Los síntomas del síndrome post-COVID encajarían en los del síndrome de fatiga crónica o encefalomielitis miálgica, “pero no es lo mismo exactamente”, recalca.

“Patología muy invalidante”

Desde Medicina Interna se consulta cada día el listado de pacientes desviados desde Atención Primaria. Ahí se decide si se cita al usuario de forma presencial o telefónica.

“De momento en la consulta llevamos 20, pero es una cifra que va a ir aumentando, y mucho”, reconoce.

En cuanto al perfil de estos pacientes, hay que destacar que ocho de cada diez son mujeres, “el síndrome post-COVID afecta a ellas mucho más y claramente”.

Además, se trata de una patología muy invalidante. “Nosotros lo que llevamos desde Medicina Interna es el cuadro médico general”, concluye el jefe del servicio en el Complexo Hospitalario.

Y si ahora los profesionales médicos se centran en las secuelas que ya se están viendo, tampoco hay que olvidar las que se espera que surjan en el futuro. Son las de los contagiados asintomáticos. Estos, especialmene los niños y los jóvenes, tienen “papeletas” para desarrollar en el futuro enfermedades neurológicas degenerativas, “que incluyen pérdida de capacidad mental”, en palabras del jefe del servicio de Alertas Epidemiolóxicas, Miguel Álvarez, a FARO en una entrevista reciente.

Compartir el artículo

stats