Con sentimiento de culpabilidad y un gran alivio el entrenador del Pontevedra se muestra con fuerza de dirigir al equipo en lo que resta de competición tras ser diagnosticado de un trombo en el brazo derecho. "Cometí un error", asume Luisito reconociendo que debería haber ido antes a urgencias, pero la pasión por el club y el sentimiento de responsabilidad le pesó más.

"Me empecé a encontrar mal el jueves por la noche, cuando salí de la ducha me encontré con un brazo que era más grande que otro, el viernes seguí igual y por la noche se me acentuó", explica. Así el sábado habló con el club y fueal PAC de AParda donde le aseguraron que había un 95% de probabilidades de que fuese un problema muscular: "No culpo a nadie, porque todos cometemos errores", se dice.

"El domingo por la mañana me levanté muy mal, quise ocultar todo, fui a una farmacia y vine a dirigir el partido en muy mal estado. Lo pasé mal en el descanso y al terminar me encontraba muy mal", añade. Ya el lunes fue al hospital Quirón donde le vieron el trombo. Pese a las recomendaciones del médico y antes de ir a Urgencias Luisito quiso ir al entrenamiento del Pontevedra a dar la charla sobre el partido y explicar la situación a los jugadores.

Ahora admite que lo hizo mal: "Me salvé de milagro y si el trombo hubiera sido más pequeño las consecuencias podrían haber sido muy graves", explica. "Dirigí el partido y me pudo costar caro. Ahora ya pasó y lo único que quiero es estar como estoy ahora y a partir de mañana voy a dirigir al equipo sin problema", adelanta. Luisito reconoce que tuvo mucho miedo. "Sabía que por ser como soy, muy cazurro... Me gusta tanto esto... Me debo tanto al club que no fui capaz de decir que no. A lo mejor en otras circunstancias o en otro equipo hubiese parado. Pero oculté todo y dirigí el partido", asume.

Tras el diagnóstico su primera preocupación también fue el Pontevedra: "Lo primero que pregunté es si me dejaban entrenar y la doctora me dijo que no había problema, no puedo entrenar yo a nivel individual durante una temporada, pero sí dirigir el entrenamiento", explica. El técnico ya estuvo esta mañana en el entrenamiento del equipo.