Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza el reto de inmunizar a 22.000 mayores de 80 años antes de la primera quincena de mayo

Pacientes abandonan el ambulatorio tras recibir la primera dosis de la vacuna. Gustavo Santos

Enorme expectación ayer de mañana a las puertas del ambulatorio “Virgen Peregrina” de Pontevedra, ante el que los medios de comunicación fueron convocados con motivo de la primera jornada de vacunación del grupo de más riesgo ante la COVID en la sociedad, los mayores de 80 años.

La fecha, para celebrar sin duda en una pandemia que se ha cebado con los ancianos, ha quedado marcada en el calendario como el día en que se comenzó el proceso de inmunización de más de 22.000 personas de Pontevedra y O Salnés en 15 centros de salud de referencia de ambas comarcas.

Está previsto que para la primera semana del mes de mayo se haya logrado la inmunización de todos ellos, tal y como confirmó ayer el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López.

Hay que recordar que entre la primera y la segunda dosis de la vacuna de “Pfizer”, la que están recibiendo, deben transcurrir 21 días.

Subrayó, eso sí, que los tiempos vienen marcados para la disponibilidad de vacunas enviadas desde el Gobierno central.

“Hay un protocolo perfectamente diseñado y a todos aquellos que no puedan desplazarse a donde están siendo citados se les proporcionará la vacuna, bien acercándosela al centro de salud o a su domicilio”

decoration

Además, López pidió tranquilidad ante los problemas de movilidad que puede generar el proceso de inmunización y aseguró que la vacuna “va a llegar a todos”. “Hay un protocolo perfectamente diseñado y a todos aquellos que no puedan desplazarse a donde están siendo citados se les proporcionará la vacuna, bien acercándosela al centro de salud o a su domicilio”, prometió.

En orden y sin prisas

Desde la nueve de la mañana y, en casi todos los casos acompañados, los mayores comenzaron a acudir a su cita, que les fue concertada primero a través de una llamada telefónica del equipo administrativo del Hospital Provincial y confirmada después desde el propio centro de salud. Ese será siempre el proceso a seguir.

Tal y como se decidió ante notario, la vacunación en toda Galicia comienza llamando a las personas cuyo primer apellido empiece por la letra “H”. De ahí en adelante hasta completar el abecedario hasta llegar de nuevo a esta letras.

En todo caso, y por cuestiones organizativas de horarios, la primera persona en recibir la vacuna en el caso del “Virgen Peregrina” fue Eva Jiménez del Río, vecina de la Boa Vila de 88 años.

Primeros mayores de 80 años vacunados contra el COVID en Pontevedra Cedido Sergas

Tras ella comenzaron a pasar todos los Hernández, Hierro, Iglesias, etc... tan ordenada y rápidamente se realizó el proceso en la primera jornada que para hoy ya están convocados muchos de la gran “familia” de los López.

El personal sanitario recuerda a los citados que acudan puntuales, ni antes ni después, para evitar aglomeraciones. Entra uno cada ocho minutos aproximadamente. El pinchacito es rápido, pero una vez administrada la dosis deben aguardar 15 minutos en el interior del centro de salud para garantizar que no se produce ninguna reacción adversa en ese momento.

Sin contratiempos

La primera jornada en este sentido fue exitosa en el “Virgen Peregrina” y, “tal y como se esperaba”, no se produjo ningún contratiempo en la salud de los participantes, asegura Coro Sánchez, jefa de servicio.

Por día se vacunará a cerca de un centenar de pacientes en este centro de salud, al que también acudirán los mayores de Pontesampaio. El centro cuenta, de partida, con alrededor de 4.000 pacientes mayores de 75 años.

“Toda la gente viene encantada de la vida a vacunarse, es una vacuna muy deseada. Hoy lo han demostrada. La gente está agradecidísima”

decoration

“Lo importante es vacunar cuanto antes al mayor número de personas con los recursos de los que disponemos”, indica Sánchez.

Los pacientes están demostrando un comportamiento ejemplarizante y su mayor miedo es que no les llamen para la segunda dosis. A nivel físico no manifiestan miedo porque están acostumbrados a vacunarse cada año contra la gripe.

“Toda la gente viene encantada de la vida a vacunarse, es una vacuna muy deseada. Hoy lo han demostrada. La gente está agradecidísima”, concluyó, por su parte, Felisa García, coordinadora de Enfermería.

Así lo vivieron los vacunados

Mercedes Iglesias. Rafa Vázquez

Mercedes Iglesias, 92 años: “Vine tranquila y no me dolió ni sentí molestia ni nada. Estuve dentro 15 minutos después de recibir la vacuna porque te mandan descansar un ratito por si acaso. Es bueno vacunarse por el bien de todos, pero hay que seguir protegiéndose”.

Luis Iglesias. Rafa Vázquez

Luis Iglesias, 81 años: “No tuve miedo en ningún momento. Vacunarnos es algo que tenemos que hacer todos. Mi mujer también se va a vacunar, ella es de mucho más riesgo que yo, me gustaría que la hubieran llamado antes que a mí”.

Gloria Lastra. Rafa Vázquez

Gloria Lastra, 84 años: “No duele, no sientes más que el pinchacito. Es como ponerte la vacuna de la gripe, y yo me la pongo siempre. No entiendo a la gente que no quiere vacunarse, para mío no hay nada más importante que lo que te diga el médico”.

José Ramón Iglesias. Rafa Vázquez

José Ramón Iglesias, 87 años: “Vengo con mucha ansia porque es importante que nos vacunemos todos. Me da mucha pena escuchar a los antivacuna, sobre todo cuando son médicos. Me gusta estar informado y esto es un poco de tranquilidad para todos”.

Angelina Jar. Rafa Vázquez

Angelina Jar, 89 años: “Me siento bien, perfectamente. No tuve nunca miedo a vacunarme. Lo único que deseo ahora es que sea efectiva y que eso se note con rapidez. Todo esto del virus me causó mucha preocupación desde el principio”.

Compartir el artículo

stats