La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado, de acuerdo con el veredicto del Tribunal del Jurado, a tres años de cárcel a un médico que solicitaba dinero a cambio de expedir certificados de defunción. Además, le impuso siete años de inhabilitación para el empleo de médico o para cargo público relacionado con el ejercicio de la medicina, según ha informado el TSXG. El Tribunal del Jurado consideró al acusado, que cometió los hechos entre 2016 y 2018, cuando ejercía en un Centro de Atención Primaria del Sergas, culpable de un delito continuado de cohecho.

 La magistrada presidenta destaca en la sentencia que está fuera de toda duda que los certificados de defunción son gratuitos y, en cuanto a la solicitud de pago por parte del médico, subraya que los testimonios de los empleados de las funerarias son “absolutamente contundentes, persistentes y creíbles”, al igual que los de los familiares de los fallecidos. Varios de ellos explicaron en el juicio que el facultativo, destinado en el centro de salud de A Parda, exigía mordidas de entre 30 y 100 euros por los certificados, presionando así para que pagsaen si las funenarias querían hacer su trabajo con rapidez.

La sentencia no es firme y contra ella se puede interponer recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.