Seguridad y calidad serán, de nuevo, los dos marchamos que Sanxenxo abanderará como destino este verano en el que se prevé un mayor número de visitantes que en 2020. El Consejo de Administración de Turismo dará luz verde este viernes a todos los procesos de licitación relacionados con los servicios de playas, entre los que se incluyen las Q de Calidad y el control de seguimiento sanitario de las Banderas Azules.

El gobierno quiere anticiparse con unos preparativos que conviertan de nuevo al municipio en un referente turístico y mejorar las buenas cifras, pese a la situación sanitaria, conseguidas durante el pasado verano.

Salvamento y socorrismo

Así, durante la sesión del viernes se dará luz verde a las incoaciones de expedientes para la contratación de salvamento y socorrismo en playas, el suministro de tres módulos prefabricados para dotar de nuevos aseos a los arenales de Areas, Major, Montalvo, el servicio de limpieza de baños que repetirá el modelo de frecuencia y seguimiento del verano pasado, el acondicionamiento de playas y la explotación de servicios de kioscos, sombrillas y tumbonas. Este año el gobierno licitará un total de 12 kioscos para las playas de Areas, Silgar, Baltar, Canelas, Paxariñas, Pragueira, Major y Foxos.

El gobierno ultima unos pliegos que garanticen la excelencia de sus servicios con propuestas que distingan el destino Sanxenxo dentro de la oferta turística del norte peninsular.

Servicios

El coste de los servicios y puesta a punto de la temporada estival que incluye, además de los arenales, refuerzo limpieza, mejoras en viales, pintados de calles y dotación de aparcamientos disuasorios rondará este año los 1,5 millones de euros, cifra similar a la de 2020.

En cuanto al acondicionamiento de playas, el gobierno mejorará varios de los accesos de playas con nuevas pasarelas y cambios de ubicación de módulos en algunos arenales para garantizar la accesibilidad y el buen funcionamiento de los servicios.

El Consejo de Turismo de Sanxenxo contará para este año con un presupuesto de 2.244.803 euros, una cifra superior a la de 2020 que ascendió a 2.025.300.