La Mesa de Contratación del Concello de Pontevedra acaba de aprobar la propuesta de adjudicación de la ampliación del cementerio de San Mauro, una obra que había salido la licitación por 474.656 euros.

En el concurso para optar a este proyecto habían presentado ofertas un total de cinco empresas, pero finalmente este fue adjudicado a Acevi por un presupuesto de 458.856 euros, lo que supone una rebaja de 15.800 respecto a la inversión inicial prevista con la que salía a licitación. Es decir, una rebaja de un 3,3%. La empresa tendrá un plazo de ejecución de 4 meses desde el inicio de los trabajos.

El proyecto incluye la construcción de una sala para actos funerarios de distintos credos y también ceremonias laicas

Esta ampliación del cementerio de San Mauro se corresponde con la primera fase de la ejecución del proyecto “Voltar á terra”, en la que están previstas tres tipos de infraestructuras distintas: En primer lugar la creación de una sala para celebrar ceremonias funerarias destinadas a distintos credos e incluso a ceremonias laicas, lo que convertirá a este camposanto en uno de los primeros en contar con un instalación de estas características.

Por otra parte, también se procederá a la construcción de 312 columbarios de distinto tipo, tanto en estructuras verticales que conforman columnas, como en el suelo. De esta forma, se construirán 88 columbarios de suelo, 13 columnas de 4 columbarios, 20 de cinco y 12 pilares con 6 de estos espacios.

El proyecto incluye la instalación de dos obras de arte, una escultura y un mural

Por último, se procederá a la instalación de dos obras artísticas en el cementerio. El primero, un conjunto escultórico obra del escultor y ceramista Daniel Caxigueiro. El segundo, un mural del que será autora la artista plástica Amelia Palacios.

Incineraciones

Una de las razones que llevó al Concello de Pontevedra a apostar por la ampliación de San Mauro y a hacerlo, además, incrementando de manera notable el número de columbarios, es ante el auge que está registrando la incineración en estos momentos.

Recreación de uno de los espacios que se proyectan en esta ampliación de San Mauro.

La intervención de esta primera fase afectará aproximadamente a 2.500 metros cuadrados de los seis mil de los que dispone la parcela. La superficie restante también quedará ya acondicionada con pradera con el objetivo de preparar la ejecución de las fases posteriores de este proyecto.