La Escuela Naval Militar de Marín anunció ayer “medidas disciplinarias” contra un grupo de alumnos sorprendidos por la Policía Local en dos botellones durante el pasado fin de semana. En total fueron 16 los jóvenes militares identificados por los agentes entre el sábado y el domingo, cuando se saltaron las restricciones sanitarias del COVID-19 para celebrar dos fiestas.

El primer botellón tuvo lugar el sábado en un chalé abandonado en la parroquia de Mogor, conocido como el chalé de Alcántara. Alertados por un vecino, los agentes encontraron en el lugar a 16 personas. Los jóvenes, de entre 18 y 20 años, no hacían uso de las mascarillas y algunos iban uniformados. La Policía Local de Marín disolvió la fiesta y propuso para sanción a los presentes, pero el grupo de jóvenes militares se volvió a reunir el domingo para montar un otro botellón, esta vez al aire libre y a plena vista de los vecinos, en el mirador de la barriada de Mogor.

Tras trascender los hechos y comunicar la Policía a la Escuela el nombre de los alumnos denunciados, la dirección del centro comunicó ayer que va a tener “tolerancia cero” con estos comportamientos que incumplen tanto la normativa de la Xunta vigente para la población como el protocolo de la ENM para las salidas. Cabe recordar que en la propia Escuela se detectó un brote de coronavirus que ascendió a más de 60 contagios a finales del mes de enero, siendo la mayoría de los afectados asintomáticos.

El suceso ha tenido tal trascendencia en Marín y su contorno que ya circulan por las redes sociales distintos memes.

Meme sobre los botellones protagonizados por alumnos de la ENM.

Meme sobre los botellones protagonizados por alumnos de la ENM. FdV