Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alrededor del 70% de los traslados actuales a Montecelo en ambulancia son positivos COVID

Llegada de una ambulancia del 061 al Hospital Montecelo de Pontevedra.

Llegada de una ambulancia del 061 al Hospital Montecelo de Pontevedra. Rafa Vázquez

Siete de cada diez traslados de pacientes en ambulancia al Hospital Montecelo de Pontevedra resultan ser positivos en COVID. Esta tercera ola está siendo, “sin duda alguna”, mucho más dura para los técnicos sanitarios que la primera y la segunda juntas. Advierten de que la enfermedad se está cebando con gente mucho más joven y que la edad ya no es una garantía para no terminar hospitalizado.

Cada día acaba superando al anterior en la jornada laboral de los técnicos en emergencias sanitarias. La tercera ola de la pandemia es lo más duro a lo que se han enfrentado en años.

Son profesionales con mucha experiencia a sus espaldas y saben de lo que hablan. 

Los técnicos destacan que la tercera ola es mucho peor “porque en la primera la gente tenía más miedo”

“Los traslados que estamos haciendo ahora son casi todos positivos. Es un porcentaje altísimo. Cerca de un 70% de los enfermos que tenemos que llevar a Montecelo resultan estar contagiados”, asegura José Iglesias Casal, portavoz de la asociación de técnicos en emergencias sanitarias-TES, Asgate, y trabajador en el Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP.

Las ambulancias gallegas en tiempos de pandemia Agencia ATLAS

La mayoría de estos pacientes ya van con sintomatología clara en la ambulancia, lo que pone sobre alerta a los técnicos. “Suelen presentar tos, fiebre, te dicen que han tenido diarrea, disnea (falta de oxígeno)...”, informa Iglesias.

La mayoría de los pacientes presentan síntomas claros: fiebre, disnea...

decoration

Una de las principales diferencias en esta tercera ola de la pandemia es que ahora todas aquellas personas que llegan por Urgencias a Montecelo son sometidas a un test de antígenos. “Con esta prueba se detecta, sobre todo, a asintomáticos. Una vez que dan positivo ahí se les hace la PCR”, señala.

La actividad de traslado de enfermos se ha incrementado notablemente desde que pasaron las fiestas navideñas. “Antes se hacían muchos menos traslados, tanto en la zona de Pontevedra como en el resto del área sanitaria”, subraya José Iglesias.

“Hay muchos pacientes que solamente necesitan un ingreso de unas horas y después ya pasan la enfermedad en sus propios domicilios”, añade.

Pero el principal cambio en esta tercera ola es que el espectro de edad de las personas afectadas por el virus se ha ampliado notablemente. “Antes la mayoría de la gente que trasladábamos era de más de 60 o 70 años, mientras que ahora ya hemos hecho varios viajes con gente de poco más de 20 o 30 años”, se lamenta el portavoz de Asgate.

Y ¿qué es lo que ha provocado esta elevada incidencia del virus y, por tanto, un preocupante aumento de las hospitalizaciones? José Iglesias Casal lo tiene claro: “la Navidad hizo estragos”.

“La Navidad hizo estragos, desde el momento en que todo el mundo se pudo mover...”

José Iglesias Casal

decoration

“Desde el momento en que todo el mundo se pudo mover por todos lados... Es eso y otra cuestión muy importante: que en la primera ola, como lo del virus era algo novedoso, había más miedo, mucho más del que hay ahora”, considera.

En este sentido, recuerda que los más perjudicados son los enfermos con patologías previas, por cierto, los que más riesgo tienen de fallecer con complicaciones.

“Por lo general, las patologías previas más preocupantes son la enfermedades crónicas como la EPOC, las cardiopatías, pacientes oncológicos, hipertensos... Si tienes algo descompensado, más riesgo”, resume.

Barrios y pueblos enteros

Respecto a las zonas de actuación, también han cambiado. “Ahora hay concellos pequeños en los que nos movemos a los que ni en la primera ni en la segunda ola íbamos. E incluso en los de mayor tamaño, como ha sido el caso de Campelo, en Poio, ha habido calles enteras en las que no quedaba ni una sola casa sin positivos”, destaca Iglesias.

Por todo ello, insiste en la importancia de que toda la población continúe cumpliendo con las medidas básicas de seguridad y evitando los contactos.

Compartir el artículo

stats