El presidente del Partido Popular de Pontevedra, Rafael Domínguez, ha denunciado nuevos contratos adjudicados “a dedo, con dinero de todos los pontevedreses” a personas y asociaciones afines al Bloque Nacionalista Galego. Hace dos semanas, Domínguez hacía públicos diferentes contratos a asociaciones nacionalistas como Galiza Nova, Galiza Sempre, Sermos Galiza, y a los grupos musicales del hermano del alcalde Lores, del grupo del compañero de la portavoz del BNG y del grupo del concejal de urbanismo. 

“El modus operandi por parte del BNG es sencillo: se da dinero a asociaciones afines, en modo de publicidad, o se contrata a gente afín al partido, siempre con contratos menores, a través de cantidades inferiores al margen que obligue a sacarlas a concurso público”, explica Domínguez.

Entre los nuevos contratos apunta el de la Fundación Bautista Álvarez de Estudios Nacionalistas, 2.420 euros en publicidad. Ana Seoane, número 21 del BNG en las últimas elecciones locales, contratos por valor de 13.515 euros, 1.089, 2.783, 10.436, 2.722 y 18.125 en conceptos de organización de eventos, un total de 48.670 euros en organización de eventos. Contrato por “organización de talleres de actividades de mandrágoras, colgantes, xogos de mesa, magic roupa, lettering decoración billarda violín e xogos lobishome” con Manuel Domínguez Rey, responsable comarcal del BNG en O Salnés, por valor de 7.467.

Contrato, “con el curioso concepto de camiñadas con grupos sobre a lingua para fomentar o uso de galego ligando o seu prestixio ao modelo urbano a través da historia das presoas que dende Pontevedra traballaron para normalizar o uso da lingua”, 10.345 euros y otro de 9.000 euros para Roberto Rivas, el teniente alcalde de Barro, “por supuesto del BNG”.

“Es obsceno. Hay que decir que 20.000 euros no los ganan los pontevedreses en un año, y que no es aceptable que se paguen con el dinero de todos los pontevedreses por dar paseos hablando gallego”, ha argumentado el popular. “No es aceptable el uso del dinero que está haciendo Lores y el BNG. Su modus operandi para beneficiar a la gente afín, es un caso claro de nepotismo y de clientelismo inasumible en una democracia moderna”.

Van más de 100.000 euros que Lores ha dado de manera directa a gente afín al BNG y quiero decir dos cosas: la primera es que estamos terminando de perfilar el estudio de nuevos contratos, mucho más complejos, en los que detectamos, no solo situaciones anómalas, sino que posiblemente irregularidades: contratación de personal, obras de gran tamaño, empresas con relaciones de privilegio con el Concello. La segunda es que desde el Partido Popular estamos ponderando el siguiente paso a dar: no me parece lógico y normal lo que está sucediendo con el dinero de todos los pontevedreses. Esta semana me reuniré con mi equipo para perfilar la respuesta que como partido debemos dar”, ha explicado Domínguez.

“Estoy seguro que el BNG entendió que presentar una querella contra mi iba a amilanarme, y les aseguro que no es así”, ha finalizado.