El Organismo Autónomo Terra de Sanxenxo anunció ayer que saca a a licitación la gestión de las escuelas infantiles municipales de O Tombo y O Revel. El contrato ascenderá a un total de 2.346.694,22 y tendrá una duración de cuatro años y en el que se incluyen diferentes partidas para hacer frente a las exigencias sanitarias para frenar el avance del coronavirus entre la comunidad educativa y los pequeños.

Según destacaron en el Ayuntamiento de Sanxenxo, el precio del servicio, que se incrementa en 466.851 euros respecto al concurso de 2016, contempla un refuerzo en la limpieza para los cuatro años. Se trata de una demanda necesaria a raíz de la pandemia del coronavirus y se verá respondida en el nuevo pliego, así como la higienización especial anticovid. Además, el pliego recoge como mejora una partida de 25.000 euros que se destinará a la adquisición de material para ambos centros.

En cuanto al cuadro de personal de las escuelas infantiles, las nuevas condiciones del concurso suman a la plantilla a dos trabajadoras a media jornada en cada una de las escuelas, que en el anterior concurso se incluyeron como una mejora. El gobierno local apuesta así por mantener este refuerzo de personal de forma indefinida para garantizar la calidad del servicio. El pliego contempla, además, el aumento de horas del personal para garantizar las aulas burbuja mientras permanezca esta situación sanitaria.

El horario habitual, ahora modificado por el Covid, es de 7:30 a 20:30 horas e incluyen servicio de comedor. Ambas escuelas infantiles municipales cuentan con 121 plazas para los distintos tramos de edad: de 0 a 1 año, 24; de 1 a 2 años, 39; y de 2 a 3 años, 58.

El plazo para presentar las ofertas culmina el lunes 15 de febrero, ya que la nueva concesión deberá comenzar a funcionar el próximo 1 de abril. La concesionaria que resulte adjudicataria deberá entregar antes del 30 de junio a Terra de Sanxenxo la valoración del estado de conservación del mobiliario, materiales e instalaciones de las EIM y petición de actuaciones de mejoras en el edificio, instalaciones y espacios exteriores.

Anualmente, una vez finalizado el proceso de matriculación y antes del comienzo del curso, la concesionara deberá aportar al Ayuntamiento de Sanxenxo una memoria anual de actividades de cada escuela relativa al curso anterior, un proyecto educativo (PE) y Programación General Anual (PGA) para el curso siguiente; una relación del alumnado matriculado por niveles, con los datos de los niños/las usuarias, así como una relación del profesorado, organización y distribución horaria prevista para el curso escolar.