Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Audasa niega que caigan cascotes del puente de Mollavao y afirma que fueron retirados

La concesionaria de la autopista explica que entre agosto y octubre pasados se realizaron trabajos de mantenimiento y se quitaron del viaducto los fragmentos deteriorados

11

La AP-9 "se cae a cachos" a su paso por Pontevedra Gustavo Santos

La concesionaria de la autopista AP-9, Audasa, niega que hayan caído cascotes desde el viaducto de Mollavao y asegura que los fragmentos que faltan fueron retirados por los operarios que hacen trabajos de mantenimiento en la vía.

Fuentes de la empresa consultadas por FARO aseguran que los pasados meses de agosto, septiembre y octubre se realizaron tareas de mantenimiento en este tramo de la autopista, dentro de los que se realizan “de manera sistemática en toda la vía”, y se retiraron las piezas que ahora faltan en el viaducto, ante el riesgo de desprendimiento.

Las mismas fuentes señalan que la empresa responde a “cualquier tipo de requerimiento”, que se realiza tanto por parte de los usuarios como de las administraciones, y que mantiene “disposición absoluta” para colaborar tanto con el Concello de Pontevedra como con los vecinos de la autopista que requieran cualquier tipo de explicación sobre el estado de la vía.

En todo caso, “la infraestructura está en perfectas condiciones; ahí no va a pasar nada”, aseguran fuentes de la empresa.

Tras las quejas manifestadas por vecinos de Mollavao sobre el mal estado del viaducto que atraviesa parte de este barrio, Audasa indica que “responderá a cualquier duda” sobre la vía, en la que, aclara, “de manera sistemática se realizan inspecciones y un mantenimiento periódico en todo el trazado”. La última, en el caso de Pontevedra, el pasado octubre, según subraya un portavoz de la compañía.

En todo caso, añade, ya se prevén trabajos de mantenimiento “de manera más intensa” en este viaducto, a la vista de lo encontrado en la revisión del pasado octubre.

Por último, la concesionaria de la autopista reitera su disposición a informar al ayuntamiento de las tareas realizadas y las previstas en esta estructura, ante la inquietud suscitada por las últimas quejas vecinales.

El pasado miércoles técnicos municipales acudieron a comprobar las deficiencias en el viaducto de la AP-9 sobre Mollavao, denunciadas por los vecinos de este barrio, que han asegurado que “se cae a cachos”.

El ingeniero municipal se ha puesto en contacto con la concesionaria de la autopista para urgir una actuación de emergencia. Al mismo tiempo, el Concello de Pontevedra prepara un expediente que remitirá a Audasa para urgir una actuación en la vía.

Compartir el artículo

stats