La presión a la que está sometida la unidad de críticos en el área de Pontevedra ha reventado el techo histórico de pacientes en UCI por COVID-19. El Sergas notifica este viernes 25 enfermos críticos, ocho más que ayer. El pico de la pandemia se databa, hasta hoy, en el mes de abril, con 21. En este repunte de casos hay que contar con el traslado a Montecelo de contagiados de otras áreas sanitarias saturadas, como las de Santiago, Ferrol y A Coruña.

La tensión hospitalaria también afecta a planta, que ya acoge a 119 (+3) personas: 94 en el CHOP, 13 en el QuirónSalud y 12 en el Hospital do Salnés. En total ya son 144 los diagnosticados con el patógeno que precisan de asistencia clínica.

A estas cifras alarmantes se añade el elevado número de contagiados en las últimas 24 horas: 170. Estos han incrementado los casos activos hasta los 2.246. En cuanto a realización de PCR, en las últimas 24 horas se efectuaron 227, que arrojaron 156 positivos.

En cuanto a las cifras acumuladas desde marzo, Pontevedra se mantiene con la menor mortalidad con 105 fallecimientos de los 1.718 notificados en Galicia. El total de afectados en el área asciende a 9.917, de los que 7.569 (+78) se han recuperado. Las pruebas diagnósticas suman hoy 138.517.