Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detectado un brote COVID en Montecelo con casi 20 casos y en plena crisis por los errores de vacunación

Los positivos son al menos 11 trabajadores y seis pacientes, todos del servicio de Medicina Interna | La zona afectada fue desalojada y desinfectada | En tres días una treintena de trabajadores se contagió del virus

Trabajadores sanitarios salen del servicio de Urgencias del Hospital Montecelo. |  // RAFA VÁZQUEZ

Trabajadores sanitarios salen del servicio de Urgencias del Hospital Montecelo. | // RAFA VÁZQUEZ

Semana agitada en el Hospital Montecelo de Pontevedra, donde se ha detectado un brote de coronavirus que ha afectado, por el momento, a 11 trabajadores y seis pacientes, todos ellos del servicio de Medicina Interna.

Así lo informaron ayer fuentes de la plantilla del hospital pontevedrés, unos datos que finalmente también confirmó la gerencia del CHOP.

“El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés mantiene activo el protocolo preventivo COVID en el servicio de Medicina Interna del Hospital Montecelo del CHOP, donde se mantiene en seguimiento a seis pacientes y once profesionales a través de los servicios de Medicina Preventiva y la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales”, aseguró a través de un comunicado.

El área de hospitalización afectada se tuvo que desalojar para proceder a poner en marcha un proceso intensivo de limpieza y desinfección de habitaciones, espacios comunes y lugares que utilizan los profesionales, tras lo cual se tenía previsto volver a ocupar estas instalaciones.

Los pacientes que estaban ingresados en Medicina Interna y dieron positivo fueron trasladados a otras áreas de hospitalización COVID de Montecelo, donde se les realiza seguimiento clínico constante de su evolución. Por su parte, el resto de contagiados del brote están aislados en sus propios domicilios al no presentar gravedad en la evolución de la enfermedad.

Más de 200 “irregularidades”

Este brote en una de las áreas claves en la lucha contra el COVID llega en plena crisis entre los trabajadores y la gerencia del CHOP por las irregularidades cometidas en la campaña de vacunación, que ha dejado fuera a numerosos profesionales de primera línea en la pandemia.

Según el Sergas, fueron 17 los “errores” cometidos al vacunar a informáticos, administrativos, personal de cocina..., mientras que el sindicato médico CESM cifra las vacunaciones no procedentes en más de 200.

Pero estos nuevos positivos no son los únicos que se han producido en los últimos días en el Hospital Montecelo y el Provincial. Según ha podido saber FARO, en un margen de tres días se registraron 29 contagios, aunque no todos pertenecen a brotes, como es el caso del de Medicina Interna, pero que sí estarían distribuidos de forma individual por diferentes espacios sanitarios del área.

Cronología de los brotes

¿Y qué es entonces lo que falla en ambos hospitales para que no dejen de producirse brotes?

De hecho, ha habido varios en los últimos meses. El más importante fue el de octubre en Oncología, en el Hospital Provincial, con casi una treintena de positivos.

Pero también destaca, en ese mismo mes, uno en Urgencias, con nueve casos.

A ellos habría que sumar otro en noviembre en Neumología y Medicina Interna con siete afectados, todos médicos, tres positivos y otros cuatro puestos en cuarentena.

El primer brote conocido fue en agosto. Entonces el positivo de un paciente llegado de Venezuela, que no fue detectado, provocó tres contagios en Neumología: su compañero de habitación y dos enfermeras.

Desde la gerencia se explicó alguno de los brotes, como el de Urgencias, por el contagio en el exterior de los profesionales.

Sin embargo, los trabajadores han venido reclamando casi desde que se inició la pandemia que necesitan de material de protección adecuado.

Una de las principales demandas era el uso de mascarillas FPP2, ya que solo se les facilitan quirúrgicas. Esta semana por fin recibieron la notificación de que todos aquellos trabajadores que tengan atención directa a pacientes recibirán mascarillas autofiltrantes contra partículas FPP2. El sindicato de enfermería SATSE en Pontevedra celebra esta decisión y recuerda que era una vieja demanda de esta categoría profesional.

En todo caso, hay que recordar que actualmente, en los hospitales gallegos no se permiten visitas a pacientes ingresados, salvo en caso de dependencia.

En Pontevedra y O Salnés todavía faltan 1.000 profesionales sanitarios de primera línea por vacunar

La gerencia del área sanitaria transmitió ayer a los trabajadores que son alrededor de 1.000 los profesionales de primera línea en la lucha contra la pandemia los que todavía quedan por vacunar en Pontevedra y O Salnés. Son, básicamente, los que tienen preferencia en este proceso de protección por tener contacto directo con los pacientes enfermos o sospechosos de tener coronavirus. Estaba previsto que la campaña de vacunación se retome esta semana, pero dependerá, en todo caso, de la llegada de más vacunas. Tras los errores cometidos las semanas pasadas, vacunando a personal no prioritario, 17 profesionales según el Sergas, más de 200 según el sindicato médico CESM, en esta ocasión se elaborarán los listados con la colaboración de los diferentes servicios del área, para que ningún colectivo se quede atrás. Fue el caso de los celadores, que fueron quienes dieron la voz de alarma al no recibir la vacuna y ser personal que va de planta en planta trasladando pacientes, incluidos los de Urgencias, con el riesgo que eso conlleva. Su listado se traspapeló, tal y como pudo saber FARO y así publicó. Pero tras conocerse su caso fueron otras categorías las que alertaron de que tampoco habían sido vacunadas, como enfermeras y auxiliares.

Compartir el artículo

stats