Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio plantea abrir a mediodía para reducir los perjuicios del cierre a las seis

Propondrán la alternativa al gobierno de la Xunta | Colectivos empresariales urgen un rescate a los sectores más afectados | “Más tarde no habrá a quien rescatar”, advierten

Un hostelero sirve cafés para llevar y miembros de Hoempo anuncian una protesta. |   // G.S.

Un hostelero sirve cafés para llevar y miembros de Hoempo anuncian una protesta. | // G.S.

El comercio de Pontevedra se plantea no cerrar a mediodía, ante la obligación de bajar la persiana a las seis de la tarde. Es una propuesta que la Federación Provincial de Comercio estudia presentar al gobierno de la Xunta, como medida que reduzca los perjuicios de la nueva restricción de horarios motivada por la pandemia sanitaria.

Los colectivos que representan a la hostelería y al comercio demandan además un plan de rescate para salir de esta crisis. “Confiamos en que las medidas sanitarias son las correctas, pero hay que plantear a la Administración, con mayúsculas, que si quiere mantener a los contribuyentes de mañana tiene que ayudar a los contribuyentes de hoy”, explica José María Corujo, presidente de la Asociación de Empresarios de la Pequeña e Mediana Empresa de Pontevedra (Aempe). “La empresa está pasando por tremendas dificultades y si no se le ayuda ahora más tarde ya no hará falta, porque no habrá a quién ayudar”, subraya el representante de la pequeña empresa.

“Nos perjudicamos todos”

En sintonía con esta demanda de reacción por parte de las administraciones públicas, Miguel Lago, presidente de Centro Comercial Urbano Zona Monumental, asevera que “las empresas están ya muy debilitadas porque la gente no ha podido consumir, y si no hay ayudas el futuro es catastrófico, el futuro es el cierre, y no se está perjudicando al comercio o a la hostelería, nos estamos perjudicando a todos como sociedad”.

Este empresario hace un paralelismo con lo ocurrido en la batalla de las Ardenas, en la II Guerra Mundial: “Estábamos ganando la guerra contra el COVID y por descuidar un contraataque ahora la volvemos a perder; y si no estamos mentalizados habrá más contraataques”, advierte este empresario.

Su homólogo de Aempe hace un llamamiento al trabajo y la unión de todas las instituciones. “La Administración tiene que buscar alternativas, porque la pandemia sanitaria es muy peligrosa para la salud, pero la ruina y la pobreza también van a ser letales”, dice José María Corujo. “La Administración tiene que hacer un grandísimo esfuerzo con las ayudas, directas o exenciones de impuestos, tasas, etc. En caso contrario la Administración se va a encontrar con muchos menos contribuyentes, pero ya no en un futuro lejano, sino de aquí a nada. Ya han bajado la persiana muchas empresas y desgraciadamente van a ser más”, lamenta Corujo Seguido.

“Las ayudas de la Xunta han ido llegando, pero no son suficientes; desde todas las administraciones tienen que colaborar, tienen que ponerse a legislar, porque los decretos solo van con el asunto de la pandemia, pero no con los sectores económicos. El Congreso de los Diputados debería estar en plena actividad en estos momentos articulando y regulando lo que está por venir”, demanda el portavoz de la pequeña y mediana empresa de Pontevedra.

El comercio plantea abrir a mediodía para reducir los perjuicios del cierre a las seis

Los 11 de Madrid caminan hacia Santiago

Los 11 hosteleros de Pontevedra, Poio y Marín que protagonizaron una marcha a pie hasta Madrid para reinvindicar el rescate del sector, caminarán mañana hacia Santiago de Compotela, para hacer lo mismo ante el gobierno de la Xunta. En esta ocasión lo harán acompañados de más personas, que también saldrán de todas las ciudades gallegas para encontrarse el viernes en San Caetano. El colectivo de hosteleros Hoempo recuerda que estos profesionales están de acuerdo con las medidas sanitarias “pero si nos cierran nos tienen que indemnizar”. De seguir así la situación, estiman que el 50% de la hosteleria diurna y el 75% de la noche no llegará a la temporada de verano. “La moral está por los suelos, a la pandemia se suma el desgaste psicológico, que es un martirio para la mayoría de familias del sector”, expone una portavoz de los hosteleros. “A día de hoy estimamos que están cerrando en torno al 15% de hostelería y un 25% de hostelería de ocio nocturno”, explica la portavoz de Hoempo. Por otra parte, la Diputación Provincial demanda el 1% del presupuesto autonómico para los sectores afectados. “No es la hora de un plan de ayudas, es la hora de un plan de rescate; la Xunta está a tiempo de rectificar”, manifestó el diputado provincial Carlos López Font. Diputados y senadores del PP de Pontevedra mantuvieron ayer una reunión telemática para, entre otras cosas, demandar del Gobierno central “un plan urgente de apoyo al turismo y a la hostelería”.

Compartir el artículo

stats