El grupo municipal del BNG registró ayer una moción para trasladarle para pedirle al Gobierno local que se solicite la adhesión a un nuevo plan de la Xunta para la autogestión del agua en los concellos. La Consellería de Infraestruturas y Mobilidade, mediante Augas de Galicia, están preparando dicha acción para apoyar los sistemas gestión del suministro en Galicia, lo que viene siendo las traídas vecinales o pozo privados, con el objetivo de garantizar el servicio a todos los núcleos rurales a los que económicamente resulta costoso hacer llegar el servicio municipal del agua.

Para poner en marcha el plan la Xunta escogerá seis municipios en los próximos meses en los que se activará el proyecto para elaborar planes de abastecimiento autónomo, analizando además la calidad del agua y favoreciendo la participación vecinal e identificando las viviendas con pozos o manantiales privados. Es por eso que desde el BNG presentaron una moción para pedirle al pleno municipal que contacte con Augas de Galicia y solicite la adhesión del concello al plan, dando solución así a las parroquias con dificultades en el suministro. Desde el BNG denunciaron que zonas como Santomé, San Xulián o Ardán sufren problemas en el servicio municipal del agua a día de hoy.