Mal concluye esta semana en lo que a datos de la pandemia del COVID se refiere. Según la información facilitada hoy tanto por el Sergas como por los principales concellos de la comarca pontevedresa, el empeoramiento es generalizado y ya afecta tanto a Pontevedra, como a Poio, Sanxenxo y Marín.

En total se han registrado 134 casos más en Pontevedra y O Salnés y hay 1.650 enfermos activos. Poio encabeza el listado, con 340 casos al sumar desde ayer 34 más.

Le sigue el municipio capitalino, con 380 (28 nuevos), pero es que también han empeorado notablemente Sanxenxo, con 102 casos (19 más) y Marín, que ya cuenta con 84 (11 más).

Si estas cifras preocupan, todavía más lo hacen las hospitalizaciones. Hay actualmente, según el Sergas, 117 personas ingresadas en el área sanitaria, de las que 15 están en la UCI, unidad que marca la tendencia de la pandemia. Respecto a los hospitalizados en planta, hay que destacar los 12 que están en el QuirónSalud Miguel Domínguez, la mayoría de ellos trasladados desde su centro de neurorehabilitación en Poio, que registra un importante brote con 50 positivos, tal y como informa Alertas Epidemiolóxicas.

El número de fallecidos hasta el momento en el áea es de 98 personas, la última una mujer de 70 años que estaba ingresada en el Hospital Montecelo.