Malestar entre el colectivo de celadores del Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP, que en la primera semana de la vacunación se han quedado fuera debido a un “error administrativo subsanable”, según ha podido saber FARO. Está previsto, en todo caso, que la reciban la próxima semana, al igual que otros profesionales de la sanidad pública que todavía no han sido vacunados en el primer turno.

El problema se originó porque la mayoría de los celadores forman parte de una lista de alrededor de 140 profesionales que rotan. Salvo tres que están fijos en el servicio de Urgencias y otros seis o siete que son contratos de refuerzo en la zona COVID, el resto se mueven por diferentes plantas del Hospital Montecelo.

Esta circunstancia, hizo que por error el listado no fuese incluido en los primeros días de la vacunación a profesionales, lo que generó su enfado, ya que, tal y como aseguran estos trabajadores: “también estamos en la primera línea de la lucha contra la pandemia”.

El hecho de que se vacunase ya a personal administrativo, de cita previa y cocina no hizo más que empeorar su malestar.

En general, los profesionales del área sanitaria desean vacunarse. “La gente está nerviosa y en verdad tienen verdaderas ganas de vacunarse”, aseguran fuentes de los trabajadores, que celebran, en todo caso, esta predisposición a la vacuna.

De cualquier modo, actualmente la campaña se ha paralizado por falta de vacunas, que previsiblemente llegarán la próxima semana al CHOP.