La alta ocupación de las camas UCI en el área de Pontevedra y O Salnés preocupa a Sanidade. Así lo expresado esta mañana el gerente del Sergas, José Flores Arias, en la comparecencia del comité clínico para detallar las nuevas medidas anunciadas anoche y que afectan a más de medio centenar de concellos, entre ellos la Boa Vila.

"En Pontevedra, los pacientes críticos no han subido de forma relevante en la última semana pero estos casos graves se mantienen estables en números altos", ha apuntado Flores. "Estos índices preocupantes comprometen la ocupación hospitalaria de estas camas especiales a la hora de atender a nuevos pacientes", concluyó.

De hecho, en las últimas semanas la UCI de Montecelo no ha bajado de la decena de pacientes: experimenta ligeras subidas y bajadas a diario pero los descensos no consiguen aliviar la presión asistencial.

Esta "preocupante" situación es la que más ha pesado a la hora de elevar al nivel máximo de restricciones a la Boa Vila. La ciudad se acerca a los 300 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, mientras que a 7 días muestra un salto de 102 a 171 contagiados, así como una positividad por PCR por encima del 10%. "Esto unido a la situación asistencial nos ha hecho concluir la necesidad de tomar medidas en el concello", argumentó la directora xeral Carmen Durán.

La capital del Lérez pasará en la medianoche del miércoles al jueves al nivel máximo de restricciones. Eso implica continuar con el cierre perimetral reducido a los límites del concello, salvo por motivos sanitarios, laborales o educativos; la reducción de la actividad hostelera únicamente al exterior - con un aforo en las terrazas reducido al 50%- con cierre a las 18 horas; y la restricción de los encuentros sociales a un máximo de cuatro no convivientes.

Otros 100 nuevos contagios hasta los 1.145

La curva de casos activos continúa imparable en su alza en el área. El Sergas informa este martes de 1.145 (+57) casos activos y 78 (+1) pacientes ingresados. Los pacientes graves en UCI caen ligeramente hasta los 11 (-2), mientras que las hospitalizaciones en unidades convencionales se elevan hasta las 67 (+3): Montecelo y Provincial acogen a 56 infectados; el Hospital de O Salnés, a 8; y el QuirónSalud, a tres.

El incremento diario de positivos se mantiene en sus cotas más elevadas, con cien nuevos diagnósticos. De ellos, 82 se confirmaron entre las 866 PCR realizadas. Este repunte se ha visto ligeramente frenado en el cómputo total de afectados debido a las altas. El área sanitaria prescribió 42 curaciones el lunes, que elevan a 6.993 los pacientes que han superado el virus. La cifra de víctimas mortales ha ascendido hasta las 92, tras el fallecimiento de una mujer de 57 en Montecelo.

Desde marzo se han realizado 126.045 PCR y 48.446 test serológicos.