Renfe ha establecido un plan alternativo de transporte por carretera para los viajeros, señala la empresa, “de algunos servicios Madrid-Pontevedra y Pontevedra-Madrid, debido a las temperaturas extremas y la nieve originadas por el temporal de los últimos días”. El dispositivo funcionaba ayer, tras un primer cambio horas antes.

De hecho en la tarde del pasado martes el Alvia que salió de Madrid a las 18.25 horas con destino a Pontevedra (la previsión de llegada era hasta las 23.35) circulaba hasta Zamora. La previsión de la empresa pública de transporte es que a partir de esa ciudad los viajeros llegasen finalmente a sus destinos por carretera.

Viajes en autobús

Los clientes del Alvia que salieron ayer desde la ciudad del Lérez a las 5:47 horas con destino a Madrid (la previsión de llegada en este caso era a las 11.04), viajaron en autobuses desde las estaciones de origen hasta Zamora, desde donde a su vez está prevista la continuación tren a Madrid.

“En función de la evolución de la situación meteorológica, esta circunstancia podrá repetirse en sucesivos días”, señala Renfe, que asegura que mantendrá informados a los viajeros.

También señala que “si las condiciones de viaje no se ajustan a las necesidades de los viajeros, Renfe les ofrece la posibilidad de anular los billetes sin coste. Igualmente, el cliente podrá cambiar su billete sin coste, si es para idéntica clase”.