Los pontevedreses no abandonan ni las bufandas ni los abrigos acolchados y más gruesos de sus armarios para hacer frente al frío polar que afecta a la comarca desde hace días, al igual que al conjunto del país.

Según Meteogalicia, ayer se alcanzaron temperaturas mínimas que se acercaron a los 3 grados centígrados en el municipio capitalino, aunque la sensación térmica fue menor debido al aire persistente. Para hoy se prevén cielos poco nublados o despejados, ocasionalmente con nubes y claros. En cuanto a las temperaturas, normales para este período, continuarán rondando los 3 grados. A partir del miércoles subirán ligeramente, pero continuará el tiempo despejado y muy frío.