El Concello de Poio proyecta la dotación de entre 100 y 150 nuevas plazas gratuitas de aparcamiento en la parroquia de San Salvador. En concreto, el gobierno municipal contempla poner a punto en las próximas semanas una parcela, de titularidad privada, que se sitúa en las cercanías de la Rúa Palestina. El alcalde, Luciano Sobral, inspeccionó esta semana los terrenos, que fueron cedidos de manera desinteresada por su propietario para acometer esta actuación, hecho que fue agradecido por el regidor nacionalista.

Tal y como explicó el propio Sobral, la finca en la que se habilitará este aparcamiento cuenta con una extensión que supera los 2.500 metros cuadrados aproximadamente. “Es espacio suficiente para albergar una cantidad importante de vehículos en las cercanías de uno de los principales núcleos de nuestro municipio”, destaca el alcalde, que detalla que la parcela se encuentra en las cercanías del Instituto de Neuro-rehabilitación Quirónsalud Pontevedra, en la avenida de Andurique, o de las instalaciones de la Galiña Azul. Además, también se encuentra muy cerca del entorno de A Barca.

Una vez alcanzado el acuerdo con el propietario del terreno para su cesión, el Concello de Poio deberá llevar a cabo una serie de trabajos antes de que la parcela pueda ser utilizada. 

Luciano Sobral adelanta que los operarios municipales procederán a la instalación de un cierre para delimitar la parcela a utilizar con otra anexa, que también es de titularidad privada. Además, también será preciso llevar a cabo movimiento de tierras para igualar y dejar la superficie en buenas condiciones. Finalmente, se instalarán varios puntos de luz. La intención del Concello es que esta explanada pueda ser utilizada por el vecindario en los próximos meses, a ser posible ya en primavera. 

“Los trabajos que más tiempo van a llevar serán los correspondientes al movimiento y nivelado de la tierra. Confiamos en que las condiciones meteorológicas acompañen y nos permitan finalizarlos en el menor tiempo posible”, señaló el regidor. La parcela contará con dos accesos para los vehículos, uno ubicado en el Camiño das Bocas y otro en la propia calle Palestina, en las cercanías de la Galiña Azul.

El Concello continúa realizando gestiones con otros propietarios de diferentes parcelas para continuar aumentando el número de plazas de estacionamiento en las parroquias de Poio, especialmente en aquellos lugares donde existe un déficit de este tipo de espacios. 

Así, en el caso del núcleo de la parroquia de San Salvador, hasta ahora contaba con dos grandes áreas para estacionar: la Plaza Riestra y las cercanías de la Plaza Colón. Ambas suman una extensión que supera los 3.700 metros cuadrados. “Seguiremos trabajando para continuar aumentando el número de plazas”, asegura el alcalde.