Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra busca la suerte en el 21

Ésta ha sido una de las terminaciones más reclamadas para el sorteo del Niño en las administraciones locales

Gente haciendo cola para comprar lotería en la calle Peregrina.   | // GUSTAVO SANTO

Gente haciendo cola para comprar lotería en la calle Peregrina. | // GUSTAVO SANTO

Si 2020 no ha sido ni de lejos nuestro mejor año, todos tenemos la esperanzas puesta en 2021 y si la lotería de Navidad no nos ha llenado los bolsillos, miramos con ilusión a la lotería del Niño esperando, como cada año, que esta sí se acuerde de nosotros.

Con esa esperanza las colas se hacen infinitas estos últimos días ante las administraciones de la Boa Vila, donde siempre cae ese décimo de última hora cargado de corazonadas. Hoy es el último día de venta antes del sorteo y algunas de las administraciones abren durante todo el día debido a la gran demanda de última hora.

Teniendo en cuenta la situación económica que afrontan muchos hogares, las administraciones registran unas ventas “mucho mejor de lo que esperamos”, como indica Celia Portela de la administración Nº 1 de Pontevedra. “La mayoría de la gente ya compró, pero a muchos les gusta venir a última hora a coger algún décimo más”, comenta esta lotera que reivindica que “hace falta más esperanza que nunca, por qué no va a tocar si van todos al bombo”, se pregunta mientras en su puerta observa una cola que, respetando las distancias de seguridad, se alarga por la calle Michelena.

Números de la suerte

En cuanto a los números hay de todo, pero el 2020 y 2021 arrasaron, este último aún más. “Este año fue atroz, todo el mundo pedía el 2020 y 2021, los tuvimos, pero se agotaron rapidísimo”, aunque Portela confiesa que “a estas alturas ya cualquier número vale porque en ventanilla ya no queda mucha variedad”.

Los terminados en 20 o 21 también han sido los más pedidos, como explica Mari Carmen García de la Administración de la calle Peregrina. Además gustan los impares, especialmente si terminan en 5, 7 o 13. “Que no empiece por 0”, pide un cliente ante su ventanilla, y es que este número es de los más odiados, nos gusta ni que contengan varios ceros ni que terminen en cero, pero recuerdan que “no hay números bonitos y feos y todos pueden tocar”. En esta administración presumen además de haber dado varios premios del Niño y esperan poder repartir suerte este año por toda la ciudad.

Las compras de regalos de última hora se unen al cobro de las pedreas de la lotería de Navidad, donde los pontevedreses aprovechan para llevarse un décimo, aunque Carmela Díaz, de la administración de la avenida Raíña Victoria, confiesa que se participa menos en este último sorteo. Además señala que se nota la pérdida de ventas de décimos en los bares, con lo que la gente acude más ala administración, pero compran menos. Además, esto últimos días intentan buscar ese número que llevan jugando toda la vida o ese décimo que quieren compartir con la familia en un año donde no se ha podido disfrutarla como se querría.

Compartir el artículo

stats