Galicia iniciará su particular desescalada en la medianoche del jueves al viernes, ha anunciado esta mañana el presidente de la Xunta tras la reunión mantenida en la tarde del martes con el comité clínico. Feijóo ha apuntado a una desescalada desigual, en la que se distinguirán cuatro niveles según la incidencia del virus. Así, los concellos de Pontevedra, Marín, Poio, Sanxenxo y O Grove se sitúan en el nivel de restricción alto, al contabilizar más de 250 contagios por cada 100.000 habitantes. Así pues, estas localidades mantienen las limitaciones más elevadas de toda Galicia.

Desde las 00 horas del viernes se reabrirá la hostelería en estos cinco ayuntamientos pero solo hasta el 50% para el servicio en el exterior (terrazas) y hasta las 17 horas. También se permiten las reuniones sociales con un máximo de cuatro personas, sean o no convivientes.

Cuatro niveles de apertura según la incidencia del virus

Feijóo avanzó la reapertura de la hostelería por concellos según el nivel de contagios en la medianoche del jueves al viernes. Además, el presidente de la Xunta comunicó que se restringirá la movilidad con Portugal al menos hasta después del puente de la Constitución. Los niveles cuatro niveles de restricciones desgranados por el líder gallego son los siguientes:

  • Máximas restricciones:

Ayuntamientos de más de 10.000 habitantes con incidencia acumulada a 14 días mayor o igual a 250. Solo servicio en terazas al 50 % y como máximo hasta las17.00 horas en grupos de máximo de 4 personas, convivientes o no. Municipios: Pontevedra, Poio, Marín, O Grove, Sanxenxo, Carballo, A Laracha, Tui, Ponteareas, Moaña, Vilalba, Narón, Redondela, O Porriño, Cambados y As Pontes.

  • Nivel medio-alto

Ayuntamientos de más de 10.000 habitantes con incidencia entre 150 y 250 en 14 días por 100.000 habitantes. Hostelería con un 30% interior y 50% en exterior hasta las 17.00 horas en grupos como máximo de 4 personas. Municipios: Ferrol, Vigo, Vilagarcía, Lugo, Lalín, Cangas, Coristanco, Meis, Cee, Oroso, Vimianzo, Ribadavia, Xinzo y Vilaboa.

  • Nivel medio

Incidencia de 100 a 150 en ayuntamientos de más de 10.000 habitantes y de 150 a 250 en los de menos. Hostelería al 40% en interior y 50% en exterior y hasta las 23.00 horas en grupos máximos de 6 personas. Municipios: A Coruña, Burela, Laxe, Silleda, Soutomaior, Ponte Caldelas, Barro y Cercedo-Cotobade.

  • El último nivel sería el nivel básico, que correspondería a la apertura completa de la hostelería.
  • Galicia reabre el viernes toda la hostelería y permite reuniones de no convivientes

    El aforo de los locales y el número de personas en las reuniones dependerá de la situación epidemiológica de cada municipio

Límites a la movilidad

Feijóo anunció que las medidas se desgranarán pormenorizadamente en el DOG que se publicará el jueves. En él se detallarán los concellos que ven restringida su movilidad, aunque hoy ha avanzado que Poio, Marín y Pontevedra conformarán una misma área bajo cierre perimetral, y Sanxenxo y O Grove, otra. Es decir, los vecinos de estos municipios podrán moverse dentro sus límites perimetrales, pero no podrán salir de ellos.

Como avanzó ayer a última hora la consellería de Sanidade, Ourense y Santiago de Compostela serán las primeras ciudades gallegas en las que se aliviarán las restricciones decididas a principios del mes de noviembre. En concreto, junto con la ciudad de As Burgas se suavizan las medidas en Barbadás y Pereiro de Aguiar, mientras que a la capital gallega le acompañan otras dos localidades de su perímetro, Ames y Teo. Se suman a ellos A Estrada y Ares.

Por el contrario, la Xunta ha decidido aumentar las limitaciones al máximo nivel en A Guarda y As Pontes. Se mantiene una especial vigilancia sobre Boiro, A Rúa, A Lama, Ordes y Cerceda.

Pontevedra retrocede a niveles de contagio anteriores a las restricciones

A punto de cumplirse un mes de las severas restricciones que imperan en ocho concellos de la comarca de Pontevedra y otros cuatro de O Salnés, el nivel de contagiados ha retrocedido hasta niveles de principios de noviembre. El Sergas informa este miércoles de 1.122 (-15) casos activos, después de tres días de descenso. Así, el 1 de noviembre se contabilizaron 994 infectados y el día 2, 1.049. Sin embargo, este dato no permite ser optimista, ya que en las últimas semanas la gráfica que refleja el total de afectados dibuja un perfil similar al de una montaña rusa.

La presión hospitalaria registra un ligero descenso en los pacientes en planta, con 50 (-6) ingresados por COVID-19 , pero aumentan los enfermos en UCI hasta los 8 (+2). El dato que más alivio reporta es la tasa de positividad en las PCR, que ha descendido al 5%, la tasa que estipula la OMS para mantener la pandemia bajo control. De las 736 pruebas realizas en las últimas 24 horas, 41 han ofrecido un resultado positivo.

Desde marzo, un total de 5.560 personas se han visto afectadas por el coronavirus en el área sanitaria. De ellas, 4.383 (+57) se han recuperado mientras que 56 han fallecido.