El Ayuntamiento de Marín sigue trabajando en la mejora de los cementerios municipales. Ante las necesidades de ampliación detectadas en el Cementerio Municipal de la Raña, el Concello impulsará la construcción de un nuevo columbario y de ocho panteones.

Así lo adelantó ayer el gobierno local, consciente del incremento de incineraciones que se producen en la sociedad y que hacen necesaria la dotación de nuevos espacios en el camposanto para los familiares de los difuntos puedan depositar sus urnas de cenizas.

En total, se proyectan 80 nuevos pequeños nichos en el nuevo columbario, con unas dimensiones de 50 centímetros de alto, 50 de ancho y 97 de largo.

A mayores se plantea también la construcción de 8 nuevos panteones para un total de 28 nichos cada uno, además de un almacén integrado en uno de ellos para dar cabida a los servicios de pluviales.

El proyecto supondrá trabajos de demolición, creación de estructuras, saneamiento y cantería y su inversión ascenderá a casi 70.000 euros.

Tanto el columbario como los panteones se construirán en la parte nueva del cementerio, junto con el último columbario que se creó y para el que el Ayuntamiento también tiene otro proyecto de reformar su cubierta.

Además se trabaja en otra actuación con el objetivo de proteger de la lluvia tanto al frente de cada uno de los nichos como a las flores y cirios que los familiares de los difuntos depositan con frecuencia en la base del mismo, así como a las personas que visitan a sus ser queridos para orar por sus almas.

La superficie construida de la nueva cubierta será de 18 metros cuadrados, con una altura máxima de 3,72 metros. El plazo estimado de esta actuación es de un mes y medio y supondrá una inversión de 8.923,87 euros.

Ambas actuaciones, que redundarán en una mejora del cementerio más utilizado de Marín, suman de este modo una inversión de casi 80.000 euros.