Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Campo Lameiro sale del cierre perimetral y vuelve a abrir sus establecimientos hosteleros

Los bares lo celebran:“La gente tenía ganas de tomar su café en una mesa”; para los restaurantes es más compleja la reactivación

Un vecino disfruta de un café tras varias semanas de cierre en un local de Campo Lameiro ayer. | // G. SANTOS

Superada la medianoche de ayer, Campo Lameiro abandonaba el cierre perimetral que lo mantenía unido y confinado al área metropolitana de Pontevedra, aliviando así las restricciones de movilidad que pesan todavía sobre el resto de estos concellos y pudiendo reabrir sus locales de hostelería.

Y tras esas primeras horas de apertura, a los bares y cafeterías del municipio no le llevó mucho tiempo recuperar a su tradicional clientela después de un cierre que se prolongaba ya desde el pasado 6 de noviembre. “La verdad es que se les notaba que tenían ganas ya de volver”, explicaba María José, de la cafetería “Mapi”. “Se notaba que tenían ya necesidad de poder tomar su café sentados a una mesa, porque los seguíamos sirviendo para llevar, pero se veía que tenían ganas de ese momento de cháchara”, explica.

En cuanto a la afluencia de clientes, desde este local subrayan que no le pasó factura el prolongado cierre de casi tres semanas. “A nosotros particularmente nos fue bien, fue una buena mañana, no nos podemos quejar”, explica María José, “volvieron los mismos clientes habituales que teníamos antes del cierre, todos estaban enterados de que hoy se volvía a abrir”, explicaba.

También para ellos es un respiro volver a abrir sus puertas como bar, y eso que en su caso no dependen exclusivamente de los ingresos de este establecimiento, dado que también funcionan como panadería. Aún así, celebran la apertura y esperan que pronto puedan hacer lo mismo con el establecimiento que tienen en la calle Estrada de Pontevedra, en donde el cierre de la hostelería sigue vigente por ahora.

“Improvisación”

Una visión menos optimista mostraba el responsable de un establecimiento más grande, como es Casa Tito, un referente de la hostelería en Campo Lameiro. Y es que en su caso, a pesar de que podía abrir ya ayer prefirió mantener cerrado el local hasta el lunes, dado que no es tan fácil poner en funcionamiento de un día para otro un negocio de restauración de este tipo tras casi un mes cerrados: “Hombre, siempre es mejor poder estar abiertos que cerrados”, explica Jorge, su responsable, “pero todo esto me transmite un poco de sensación de improvisación”, señala. En su caso espera que esta reapertura o la posible reapertura de todo el sector de cara a Navidad no suponga luego nuevos cierres o restricciones para 2021, un año que debería ser de recuperación. “Igual hasta era preferible mantener el cierre ya hasta mediados de enero”, explica.

Y es que, en su caso, reconoce que por la semana el negocio puede mantenerse con los clientes de la localidad o los operarios que acuden a su restaurante a comer, pero los fines de semana “yo necesito a la clientela de las capitales y, mientras esas no abran, la situación va a seguir siendo mala”, eso sí, asumiendo “todos los gastos que implica una reapertura”. También lamenta la demonización del sector hostelero cuando no hay ningun dato que indique que se pudieran producir contagios en los establecimientos.

El alcalde de Campo Lameiro, Carlos Costa, explicaba ayer que la mayoría de los negocios volvieron a abrir ayer.

El alcalde pide precaución

Carlos Costa, alcalde de Campo Lameiro explicaba ayer que básicamente la situación para los vecinos del municipio cambió ayer en dos cuestiones:reapertura de la hostelería y movilidad. Y es que en este segundo aspecto se produce una cuestión curiosa dado que, si antes con las restricciones se podían mover hacia la zona de Pontevedra y el resto de concellos que compartían con Campo Lameiro el cierre perimetral, ahora lo pueden hacer hacia el la comarca del Umia, Moraña y Cuntis, pero no hacia los municipios del área de Pontevedra que se mantienen con las restricciones (salvo causas justificadas). Costa explicó que en el municipio tan solo había, a día de ayer, dos casos activos. Aún así, solicitaba precaución y que se cumplan las normas de higiene sanitaria y la distancia social “pues enseguida esto se da la vuelta”. El Concello sigue con las desinfecciones en todo el municipio, especialmente en lugares sensibles como el centro de salud, el colegio y la Galiña Azul.

Compartir el artículo

stats