El Pleno de Poio aprobó esta semana la modificación parcial de la ordenanza reguladora de la tasa por recogida y tratamiento de la basura. Una medida impulsada por el Gobierno local, que servirá para aplicar una bonificación del 100% en este recibo a todos establecimientos de la hostelería local que se vieron en el deber de cesar su actividad desde principios de noviembre, por mor de las medidas decretadas por la Xunta. Ahora, se abrirá un período de exposición pública, para que las personas interesadas puedan presentar sus alegatos si así lo estiman oportuno. El concejal de Hacienda, Xulio Barreiro, explicó que “calculamos que el plazo de solicitudes se pueda abrir a principios del 2021”.

Esta fórmula seguirá el proceso marcado por la bonificación que ya se aprobó en su día para los negocios que tuvieron que parar su actividad durante el confinamiento. Así además de la solicitud, habrá que presentar la documentación pertinente que acredite el cese. Posteriormente, se publicará el listado provisional de admitidos y se abrirá un plazo para la presentación de alegatos, antes de la aprobación definitiva del listado. La aplicación de la reducción se efectuará en el primer recibo bimestral que resulte posible, hasta completar el importe total equivalente al período de cese de actividad. Esta medida se suma a ya otras aprobadas, como la exención del pagado de las tasas de las terrazas emplazadas en suelo municipal y del alquiler de los quioscos de A Seca y de Costa Xiráldez mientras no se pueda retomar la actividad. Además, antes de que finalice el año, el Gobierno local también ha previsto aprobar bonificaciones que afectarán a impuestos como el IBI, el Impuesto de Vehículos o las plusvalías. El Gobierno local defiende este tipo de actuaciones como medidas “serias y que se ajustan a la legalidad y a las posibilidades de la Administración local” y lamentó, una vez más, la actitud del grupo de la oposición a la hora de solicitar “sin ton ni son” rebajas, bonificaciones o retiradas de tasas y recibos “sin ningún tipo de concreción”, al tiempo que también reclama la aplicación de un plan de actuaciones y de ayudas directas.

Sobre la moción del PP solicitando un paquete de medidas a diferentes instituciones, el equipo de Gobierno está de acuerdo en la necesidad de implicar a todas las administraciones, si bien muestra su sorpresa por el hecho de que “más del 50% de estas medidas se exigen al Concello y apenas dos a la Xunta de Galicia, una institución que tiene mucha más capacidad para tramitar ayudas directas a los sectores más afectados por la pandemia”. En este aspecto, el concejal de Hacienda incidió en la “contradicción permanente” en la que entra el grupo de la posición al abordar este tema, ya que “por una parte reclama actuaciones que rebajen notablemente los ingresos y, por otra, exigen planes de actuaciones que, en caso de llevarse a cabo, tendrían que contar con unas inversiones que solo serían asumibles apostando a través de préstamos, que están muy limitados por la Ley de Estabilidad Financieira. Por eso, lo que propone el Partido Popular es, además de una contradicción en sí misma, una insensatez”.