Comisiones Obreras anuncia que inicia una campaña informativa ante la ciudadanía para denunciar la política de “contratos a dedo” que según afirma realiza la Diputación de Pontevedra.

José Luis García Pedrosa y José Ramón Piñeiro, denunciaron ayer en rueda de prensa que el gobierno que preside Carmela Silva está sustituyendo la promoción interna y el catálogo de puestos de trabajo del personal de la institución por personas de confianza, vulnerando además los derechos laborales de los funcionarios, pretendiendo “que todos los trabajadores de la administración provincial estén “caladiños”, por lo que comparecieron con unos delegados sindicales que exhibían una careta con la boca tapada.

Denuncian que la Diputación está “amortizando” las plazas de los jefes de servicio “para en su lugar contratar a cargos directivos” con el propósito de que “se haga exactamente lo que quieren”, sin la supervisión de funcionarios.