Engañosa mejoría la del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, que durante tres días consecutivos ha mantenido el número de casos activos de Covid debido a que la elevada cifra de altas está compensando los nuevos contagios, 69 más desde ayer. Hoy por hoy son 1.235 los enfermos, uno más que el lunes y exactamente los mismos de los que se informaba el pasado domingo.

Por el contrario, la presión hospitalaria se ha incrementado, puesto que son ya 65 personas ingresadas, seis de ellas en la Unidad de Cuidados Intensivos. Además, no cesan de sucederse fallecimientos y se ha alcanzado el medio centenar, tras la muerte de dos mujeres residentes de la Domus Vi de Ribadumia, de 88 y 94 años.

Continúan las restricciones en casi la totalidad del área sanitaria, con tres “macroconcellos” en Pontevedra y O Salnés, en los que la salida y entrada está prohibida salvo por motivos justificados. Además, la hostelería sigue cerrada excepto para entrega a domicilio o recogida en el local.

Según el mapa de situación del Covid de la Xunta, que informa de los contagios en los últimos 14 días, en el municipio de Pontevedra se han producido 298, mientras que en el de Sanxenxo fueron 75. Marín, por su parte, registró 69 y Poio, 53. En Cambados fueron 63, en Vilagarcía 56, en O Grove 49 y en Vilanova 30.