El alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, afirma que está “siempre dispuesto a colaborar siempre en beneficio de la comarca”, en respuesta a su homólogo de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, quien previamente manifestó que Díaz “vuelve a sufrir un nuevo varapalo en su empecinamiento en boicotear el convenio firmado entre el Instituto de Estudios del Territorio, la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp) y el Concello de Cerdedo-Cotobade al amparo del Pacto por el Paisaje para la recuperación de los Baños de San Xusto”. Andrés Díaz manifestó que lamenta las “desafortunadas declaraciones” de Cubela, cuando, “por deferencia, un alcalde no debería criticar a otro alcalde”.

El regidor de Ponte Caldelas explica que entiende que Cubela defienda los intereses de su municipio como estime oportuno, “ahora bien, otra cuestión bien diferente son las actuaciones que lleva cabo la Xunta de Galicia que, como sucede en el caso de los Baños de San Xusto, emplea los fondos autonómicos destinados a la colaboración con ayuntamientos de una manera partidista” y explica en este sentido que existen numerosos ejemplos “y el más preocupante es la firma sistemática de convenios directos, sin concurrencia competitiva”, como según explica ocurrió con este proyecto.

Por otra parte, el socialista recuerda que “no se atacó en ningún momento al Concello de Cerdedo-Cotobade ni a su alcalde, Jorge Cubela, pues lo que se cuestionaba era la actuación de la Xunta de Galicia”. Díaz entiende que la discusión en clave partidista que está aplicando Cubela es “irrelevante” en este asunto, ya que “la cuestión ya fue dilucidada por el dictamen del Defensor del Pueblo, máximo órgano de arbitraje de España, con rango constitucional, que analizó la cuestión y zanjó que la tramitación fue irregular, que la subvención fue discrecional y que se adjudicó sin el procedimiento reglado y sin transparencia”.