Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Carlos Rodríguez | Jefe de Medicina Interna del CHOP

“Si tras tantos muertos no nos ponemos la vacuna es que hemos perdido el norte”

“Los efectos secundarios típicos son hinchazón, algo de fiebre, malestar...”, afirma

Juan Carlos Rodríguez, jefe de Medicina Interna del CHOP.

Juan Carlos Rodríguez, jefe de Medicina Interna del CHOP.

El jefe de Medicina Interna del CHOP, Juan Carlos Rodríguez, celebra los avances en las vacunas contra el Covid-19, que podrían estar listas a finales de este año o principios de 2021. Es un firme defensor de la vacunación y su mejor argumento en este sentido son los muertos que ha dejado la enfermedad hasta el momento, más de 1.100 en Galicia y medio centenar en Pontevedra y O Salnés.

–Para los facultativos de las especialidades en primera línea en la lucha contra el Covid también la noticia de que haya una vacuna habrá supuesto un soplo de aire fresco…

Sí, estamos deseando que se confirme que eso es así.

–Son varias las que podrían estar listas para comenzar el año con el proceso de vacunación. ¿Cuál le merece más confianza?

Tanto la de Astrazeneca como la de Moderna, por la seriedad de los sitios que las hacen y los investigadores. Además, el mecanismo es muy similar. En la de Moderna ya le meten directamente el RNA de la proteína “spike” (la parte del virus que se une e infecta a las células humanas), mientras que en la de Astrazeneca le meten los ingredientes, por así decirlo, para que la célula humana sea capaz de hacer ese RNA. En lenguaje de la calle, en una te dan la paella hecha y en la otra todos los ingredientes necesarios para que la puedas hacer.

–Puestos a eso, ¿no sería más eficaz o rápida la de Moderna?

La metodología es similar. En la vacuna americana es una metología nueva, pero para mí hay una ventaja muy grande en la de Astrazeneca, que es que es un laboratorio que por temas de medicina tropical ya utilizó este vector del adenovirus de simio para hacer otras vacunas, como la del virus Zica. Es un laboratorio que tiene muchísima experiencia. Creo que las dos vacunas van a ir muy bien y van a funcionar las dos.

Lo que tenemos que saber es qué queremos en una vacuna. Si lo queremos es que prevenga la infección al ciento por ciento, este tipo de vacunas no lo van a hacer. No es como la de la gripe. Estas vacunas van fundamentalmente destinadas a evitar gravedad en las infecciones y a prevenir mortalidad. Igual que todos los años ponemos una vacuna fraccionada de la gripe y sigue habiendo gripe, pero disminuimos mucho la mortalidad y los ingresos en UCI.

Para que cojas una inmunidad fuerte de una enfermedad y no la vuelvas a tener, tienes que o bien pasado la infección o bien meter una vacuna viva atenuada, y ahora mismo no hay nada de eso ni a años vista.

"Para que cojas una inmunidad fuerte de una enfermedad y no la vuelvas a tener, tienes que o bien pasado la infección o bien meter una vacuna viva atenuada"

decoration

–¿Pero se tiene previsto fabricarla?

De hecho, el virólogo Luis Enjuanes, que tiene una experiencia enorme en coronavirus, está intentando hacer vacuna con virus atenuado. Son vacunas con más riesgo porque casi simulan una infección normal.

–¿De qué dependerá que en el Sergas se administre una u otra a la población?

De los costes, porque las dos tienen mucha fiabilidad. Yo me pondría cualquiera de las dos si ningún problema. Ojalá lleguen.

–¿Y la población? ¿estará igual de animada?

Lo que pasa con la población es que no se le informa bien y al no estar bien informada tiene miedo y no es capaz de evaluar. Llevamos 60.000 muertos por este virus frente a seis efectos secundarios graves, que no muy graves, por la vacuna, que el mismo virus ya los podría producir. Es alucinante lo mal informada que está la población.

–¿Cuáles son esos efectos secundarios?

Son siempre los mismos. Como metes proteínas y adyuvantes (que potencian o dirigen la respuesta), provocan una reacción inmunológica por la que el cuerpo produce sustancias. Esos efectos son los que dan los síntomas típicos de los primeros días: hinchazón en el lugar del pinchazo de la vacuna, a veces unas décimas de fiebre, malestar general, dolores articulares… Ese es el cuadro inmunológico inmediato que está desencadenando el sistema.

Además, hay unos efectos secundarios a medio plazo que se desencadenan cuando empieza a trabajar el sistema inmunológico adaptativo, el especializado. Son los que podrían dañar los órganos, pero son muy poco frecuentes. Se producen en los primeros tres meses.

Estas vacunas lo que han hecho es mantener ese periodo de prueba de seguridad. Si en esos tres primeros meses, la probabilidad de que se presenten efectos secundarios graves a más largo plazo es rarísima, un 5 por ciento del total.

"Hay unos efectos secundarios a medio plazo que se desencadenan cuando empieza a trabajar el sistema inmunológico adaptativo"

decoration

–El problema está en que los que más miedo tienen a vacunarse son los que más protegidos deberían estar: los mayores.

Pero es que los efectos secundarios que puede producir esta proteína de la vacuna también los va a producir el virus, que no tengan la menor duda. Nosotros buscamos que las vacunas sean perfectas e infalibles, y eso no existe. Tiene que quedar claro la seguridad de estas vacunas cuando los investigadores las sacan y las prueban la Agencia Europea y la Americana.

– ¿Se conocen casos de mortalidad por la vacuna?

Ninguno. Hubo un caso, pero cuando se estudió se vio que era uno de los voluntarios a los que se le había administrado el placebo y no había sido vacunado. Es decir, que se había contagiado del virus directamente en otra situación.

– ¿Se puede decir que no va a peligrar nuestra vida?

Podría peligrar una entre un millón, pero si estamos viendo que el virus está causando tantísimos nuestros y que irán a más si no nos ponemos una vacuna… y aún así no nos la ponemos es que hemos perdido el norte por completo.

–La Xunta prepara un blindaje legal para luchar contra la pandemia que abrirá la vía incluso a obligar a la población a vacunarse contra el Covid-19, ¿no es contraproducente imponer la vacuna?

Yo creo que las cosas, cuando se alegan argumentos tan contundentes como este, hay que explicarlas muy bien. ¿Cuál es el problema? Por ejemplo, yo estoy a favor de que en los colegios obliguen a los niños que tienen sarampión y demás a vacunarse, porque pueden producir en el resto de niños infecciones. Hay una normativa que implica riesgos de salud y si tú quieres llevar a los niños al colegio con otros niños, no es que no estés protegiendo al tuyo, sino que pones en riesgo a los demás. Entonces no los lleves.

En este virus, además, tenemos la particularidad de que puede matar a mucha gente. Así que yo soy de la opinión de que podría entenderse que pueda ser obligatorio ponerla. En todo caso, la población no es tan tonta. Yo lo que creo es que los políticos tienen que explicar bien las cosas, rodearse de buenos asesores, que no los tienen, y aclarar bien cuáles son los efectos secundarios, los beneficios, los riesgos... Una persona que no se vacuna es un problema de salud. Por ejemplo, no podría ejercer ningún médico que no se vacune, porque pone en riesgo a sus pacientes.

– Es curioso como para viajar por ocio a otros continentes no tenemos problema en vacunarnos y ahora en nuestro propio país ponemos pegas y nos entra el miedo.

Y, por ejemplo, la vacuna de la fiebre amarilla, cuando vas a África, tiene el virus vivo inactivado. O la de la rabia, que sí que puede producir muertes y encefalitis muy graves. y la gente viaja y se la pone. Son dos vacunas con el virus vivo y con efectos secundarios mucho más importantes que la del Covid y no nos importa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats