Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las restricciones fracasan en el área sanitaria, que pasa de 33 brotes a 82 en solo una semana

La mayoría son familiares, pero también los hay laborales, como el del equipo Covid del Hospital Montecelo, con siete afectados, y otro en el Hospital do Salnés, con cinco casos. Fallece una mujer de 96 años en Pontevedra

Una ambulancia abandona el Hospital Montecelo. |   // GUSTAVO SANTOS

Una ambulancia abandona el Hospital Montecelo. | // GUSTAVO SANTOS

Después de 20 días de medidas restrictivas, que comenzaron por Pontevedra, Marín y Poio, y tras una semana y media en la que se ampliaron a otros nueve municipios de las comarcas de Pontevedra y O Salnés, reorganizados en dos “macroconcellos” con cierre perimetral, el área sanitaria no puede celebrar, precisamente, unas buenas cifras en lo que a la pandemia se refiere. Ha pasado de sufrir 33 brotes, tal y como informaba el pasado 11 de noviembre el servicio de Alertas Epidemiolóxicas de la Consellería de Sanidade en la provincia, a 82, activos a día de ayer.

Por su parte, el número de casos se mantiene más bien estable, con pocas variaciones, 1.229 enfermos el 7 de noviembre, 1.263 el día 11 de noviembre y 1.250 ayer jueves, según la información facilitada por el Sergas. Asimismo, se informó de un nuevo fallecimiento, una mujer de 96 años ingresada en Montecelo. Es el número 45 desde que se declaró la pandemia.

¿Qué ocurre entonces para que tras varias semanas de restricciones especiales no se haya notado una mejoría? Todo apunta a los contactos familiares y sociales entre no convivientes, asegura el jefe del servicio de Alertas Epidemiolóxicas en Pontevedra, Miguel Álvarez Deza.

Y una prueba de que en este sentido las cosas no se están haciendo como debiera es que entre el 4 y el 18 de noviembre, 14 días, se han registrado 82 brotes, de los cuales la mayoría se han dado en el ámbito familiar. Los hay verdaderamente importantes, como dos de 16 y 12 familiares en Sanxenxo, otro de 14 en Vilaboa, varios de 11 en Pontevedra, A Lama, Bueu...

También es cierto que muchos de estos son de tres (la cifra mínima para que se considere brote), cuatro, cinco o seis positivos, que en algunos casos ya constituye la totalidad de los miembros de la familia. Es el caso del municipio capitalino, con numerosos brotes de este tipo.

Y han sido estos contagios los que llevaron a la Xunta a cerrar el concello de Sanxenxo en la madrugada del miércoles al jueves, el último municipio en incorporarse a las áreas de restricciones especiales, en su caso junto con O Grove conformando el cierre perimetral.

La villa turística tiene actualmente 80 casos activos de coronavirus. Buena parte de ellos, 51, proceden de 13 brotes. Son el doble que hace una semana, cuando Sanidade informaba de siete en la localidad.

Asimismo, el Concello de Sanxenxo daba cuenta ayer del caso positivo de una trabajadora de la plantilla del Servizo de Axuda no Fogar. Tal y como informa la concellería de Servizos Sociais, los usuarios atendidos por ella el pasado viernes, día en que manifestó los síntomas y en el que ya no acudió al trabajo, serán sometidos a la prueba PCR para descartar algún contagio, tal y como marca el protocolo de Sanidade.

En Sanxenxo se contabilizan 80 casos de covid-19 con 13 brotes activos

Otros brotes en el ámbito laboral son los detectados en los dos hospitales del área. En el de Montecelo son tres los positivos en el equipo Covid, tres neumólogos, mientras que hay otros cuatro médicos en cuarentena: dos de Neumología y dos de Medicina Interna. Además, en el Hospital do Salnés hay cinco casos confirmados, cuatro enfermeros y un profesional, del que no se facilita la categoría, de la planta Covid.

En cuanto al concello de Pontevedra, los brotes más destacados son los de nueve agentes de la Guardia Civil de Tráfico que participaron en el dispositivo de seguridad de la Vuelta Ciclista a España y ocho trabajadores de una oficina de Abanca.

Por su parte, en la conservera Bolton Food de O Grove hay diez casos, cinco trabajadores y cinco familiares de estos.

Entre los 1.250 casos activos en el área sanitaria, los concellos informan de 351 enfermos en el municipio de Pontevedra, 90 en el de Marín, 80 en el de Sanxenxo, 74 en el de Vilagarcía de Arousa y 63 en el de Poio.

153 casos en centros educativos y 97 en residencias

Los casos en centros educativos no universitarios y residencias de mayores del área sanitaria continúan aumentando. Según la información hecha pública ayer por la Xunta, hay 153 positivos en escuelas infantiles, colegios e institutos de Pontevedra y O Salnés y son cuatro las aulas cerradas por este motivo. Destacan el IES Chan do Monte de Marín, con siete casos, el Sek-Atlántico de Poio, con seis, y el IES Sánchez Cantón de Pontevedra, con cinco. También cinco positivos presenta el IES Francisco Asorey de Cambados. Por su parte, con cuatro casos cada uno figuran el IES Valle Inclán y el Colegio Calasancio. Menor número de enfermos suman los usuarios y trabajadores de residencias para mayores. Son 59 de los primeros y 38 de los segundos. Especial preocupación hay con la Domus Vi de Ribadumia, con 44 mayores positivos y 27 empleados. Le sigue la residencia “Pontevedra” de Vilaboa, con 14 casos (diez usuarios y cuatro trabajadores). En Nosa Señora Valvanera de Cambados son cinco, tres mayores y dos trabajadores, mientras que en la Divina Pastora de Vilagarcía hay tres, uno de ellos empleado. En cuanto al municipio de Pontevedra, solo hay actualmente dos positivos, ambos trabajadores, de las residencias Saraiva Sénior y Soremay.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats