La Guardia Civil detuvo a dos jóvenes como presuntos autores de dos robos cometidos en el interior de una nave en el polígono industrial de Caldas de Reis. Los supuestos responsables resultaron ser un antiguo empleado y una amiga suya, de 31 y 27 años, respectivamente.

Según informa el Instituto Armado, la investigación, llevada a cabo por el Equipo de Investigación del puesto de Vilagarcía de Arousa con la colaboración de la Policía Local de Caldas, se iniciaron el pasado septiembre, cuando el propietario de la empresa denunció que habían robado varios efectos y material en sus instalaciones.

A raíz de este primer episodio, se averiguó que una persona que tenía relación de amistad con un empleado de la empresa había intentado vender una batería que podría figurar entre los objetos sustraídos.

El segundo robo tuvo lugar en el mes de octubre y fue la información aportada por el propietario la que propició que la Guardia Civil identificase a los presuntos autores. Se trata de un antiguo empleado y una amiga, vecinos de Barro y O Porriño, respectivamente.

Estas dos personas quedaron en libertad en sede policial, pero deberán comparecer cuando sean citados en el Juzgado de Instrucción de guardia de Caldas de Reis, donde se entregaron las diligencias instruidas.