Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El descontrol del Covid en Sanxenxo obliga a limitar con urgencia la circulación de personas

Las restricciones se mantendrán, como en los municipios limítrofes, hasta el 4 de diciembre | El área sanitaria cuenta con 1.254 casos activos, 81 de la villa turística | Fallece una mujer de 83 años en el Hospital do Salnés

Control policial ayer en la PO-308 entre Sanxenxo y Poio por las nuevas restricciones.   | // GUSTAVO SANTOS

Control policial ayer en la PO-308 entre Sanxenxo y Poio por las nuevas restricciones. | // GUSTAVO SANTOS

La situación de la pandemia del Covid-19 en Sanxenxo, con 81 casos activos, no está controlada, por lo que la villa entró la pasada medianoche en el ámbito de restricciones especiales establecidas por la Xunta de Galicia para evitar la expansión del virus. Es una decisión que el comité clínico de expertos que asesora al gobierno autonómico tomó el pasado martes por la noche y que fue anunciada ayer en rueda de prensa por el conselleiro de Sanidade y publicada por la tarde en el Diario Oficial de Galicia, DOG. En principio será hasta el 4 de diciembre, víspera del puente de la Constitución. En el conjunto del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés la situación tampoco mejora, con 1.254 contagiados actualmente y una cifra acumulada desde marzo de 44 fallecidos, la última una mujer de 83 años en el Hospital do Salnés.

“Ante la evolución epidemiológica y sanitaria desfavorable que se produjo en el concello de Sanxenxo, resulta necesario aplicar en él medidas más restrictivas”, asegura la Consellería de Sanidade.

Según el Informe de la Dirección Xeral de Saúde Pública, en Sanxenxo en los últimos siete días se declararon casos nuevos de coronavirus a diario, siendo el municipio que presentó mayores cifras de O Salnés.

La situación en O Grove, con 55 casos, tampoco es mucho mejor, de ahí que ambos concellos hayan sido incluidos en una misma área de restricción territorial, es decir, que los vecinos de ambos se podrán mover de uno a otro pero no salir de ellos salvo por motivos laborales, sanitarios, de cuidado de personas mayores o debidamente justificados. Lo mismo ocurre con personas que no vivan en ninguno de los dos, que solo podrán entrar en este “macroconcello” por causas de fuerza mayor.

“Ambos concellos muestran tasas acumuladas a tres, siete y catorce días superiores a la estimada para el conjunto de Galicia en esos mismos momentos temporales”, destaca el informe clínico, que añade que el grupo de edad con el porcentaje de positivos más elevado es el de 20 a24 años.

El informe considera, asimismo, “que la situación en la comarca no está controlada” y tiene en cuenta para ello indicadores de riesgo altos, como la incidencia acumulada o el número de pacientes que ingresan en unidades de hospitalización, así como el porcentaje de PCR positivas entre contactos estrechos.

Las restricciones

“Teniendo en cuenta lo indicado en dicho informe, y tras escuchar las recomendaciones del comité clínico, la situación en Sanxenxo determina la necesidad de aplicación en dicho concello, con urgencia, de las limitaciones de entrada y salida de personas para controla la transmisión de la enfermedad y contener la irradiación a otros lugares limítrofes”, destaca Sanidade.

Básicamente, las restricciones suponen que la hostelería se cierra, por no ser considerada una actividad esencial, y que solo podrá trabajar con entrega a domicilio o entrega en el local.

Además, las reuniones se permiten solo entre convivientes y se limita la asistencia a cines, teatros y auditorios a 30 personas en lugares cerrados y a 75 si son abiertos. En los velatorios, se permite estar en locales cerrados a un máximo de 10 personas y en abiertos a 25. En cuanto al comercio, solo puede llenar el 50 por ciento de su aforo.

Son las mismas restricciones que ya sufren desde hace semanas Pontevedra, Marín, Poio, Vilaboa, Barro, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade, Ponte Caldelas y Soutomaior, que funcionan a nivel de movilidad como un “macroconcello”. El otro es el formado por Vilagarcía, Vilanova y Cambados.

Hasta el puente de diciembre

Precisamente, Sanxenxo participó ayer junto a Cambados, Vilagarcía, Vilanova y O Grove en la videoconferencia convocada por Sanidade con los ayuntamientos de O Salnés en los que ya están vigentes las máximas restricciones sanitarias.

La primera teniente de alcalde, María Deza, se interesó por la duración de estas nuevas medidas y aprovechó la reunión para matizar algunas dudas sobras la aplicación de las nuevas restricciones. El plazo, en principio, para Sanxenxo será hasta el 4 de diciembre, víspera del puente de la Constitución, como para el resto de ayuntamientos perimetrados, pero, en todo caso, dependerá de la evolución de la situación sanitaria del municipio. No se descarta la ampliación temporal si, finalmente, las restricciones no tienen el efecto que se busca.

“Las administraciones pueden ampliar las restricciones, pero está en nuestras manos y en el cumplimento estricto de las medidas que se puedan frenar los casos y recuperar, en cierto modo, la normalidad. Tenemos que sumar esfuerzos con un doble objetivo: proteger la salud y reducir el daño que esta alarma sanitaria está provocando en nuestra economía”, asegura Deza.

El gobierno local ya tomó medidas hace un par de semanas, coincidiendo con la entrada de Sanxenxo en alerta roja, con el cierre del skatepark, los parques infantiles y las pistas deportivas al aire libre. Ahora reforzará los controles policiales en los accesos al municipio y pide la colaboración de los vecinos en el caso de que se detecte algún incumplimiento de las medidas. “No podemos tener un policía vigilando a cada persona por lo que es fundamental la responsabilidad colectiva”, subraya.

Preocupación en Marín

Por su parte, la alcaldesa de Marín, municipio que cuenta con 92 casos, pidió “colaboración y seriedad en la aplicación de las medidas”. “No pueden darse reuniones en los domicilios de la gente que no es conviviente. De eso depende la evolución de los datos”, recordó.

María Ramallo informó de que se tiene constancia de que en Marín la incidencia acumulada es más alta en personas de 20 a 30 años.

14 positivos en la residencia de Vilaboa

La residencia de mayores “Pontevedra”, en Vilaboa, suma ya 14 casos de Covid, de los que 10 son usuarios y 4 trabajadores, tal y como informó la Xunta ayer. En general, el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés experimentó un nuevo incremento en el número de positivos, con 92 más en solo un día. Así, son ya 1.254 los casos activos. Hay 68 pacientes ingresados, ocho de ellos en la UCI. Desde el inicio de la pandemia en marzo han fallecido 44 pacientes, la última una mujer de 83 años en el Hospital do Salnés y procedente de la residencia Domus Vi de Ribadumia. En el municipio de Pontevedra, que se mantiene bastante estable, hay 361 casos activos. En Marín son 92, en Sanxenxo 81, en Vilagarcía 75, en Poio 70 y en O Grove 55.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats