Tras impulsar la tramitación de un aluvión de expedientes y oficios relativos a vehículos abandonados en las vías públicas a lo largo de este año y de iniciar su progresiva retirada a inicios del pasado verano, el concejal de Desenvolvemento Sostible e Medio Natural, Iván Puentes, sigue dando pasos para acabar con estos residuos sólidos urbanos. Así, en las últimas semanas, la grúa de la empresa autorizada Automociones Catoira recogió de diferentes calles de Pontevedra en presencia de la Policía Local otros 15 automóviles, para proceder posteriormente a su correspondiente tratamiento y baja en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico.

En concreto, se retiró un Fiat Ducato y un Opel Astra abandonados en el lugar de A Meán (en las cercanías del cementerio); un Peugeot 206 y un Citroën ZX en Padre Fernando Olmedo; un Citroën C3 en la calle Raxado; un Opel Astra en el Depósito Municipal; un Daewoo Nexia en las cercanías de los terrenos de Tafisa (avenida de Buenos Aires); un Ford Escort en la calle 12 de Novembro; un Peugeot 206 en Eduardo Pondal; un Opel Vectra en la calle Amado Carballo; un Citroën Saxo en la calle Martín Códax; un Ford Fiesta en la calle Ángel Amor Ruibal; un Suzuki Grand Vitara en Juan Bautista Andrade; un Audi A4 en María Victoria Moreno y un Seat Ibiza a la altura del kilómetro 85.85 de la N-541.

Según recuerda Iván Puentes, antes de que se procediese a su retirada de la vía pública “fue necesario seguir unos procedimientos administrativos de largo recorrido, ya que, en un primer momento, hubo que localizar y remitirles un oficio a los propietarios de los vehículos para requerirles que, en el plazo improrrogable de 15 días, procedieran a retirarlo o a entregarlo en un centro de tratamiento autorizado o instalación de recepción regulado; y posteriormente, después de que no se respondiese a este requerimiento o se presentaran alegaciones, proceder a su declaración como residuo sólido urbano”.

“La empresa Automociones Catoira se encargó de retirarlos, de tratarlos y de emitir los correspondientes certificados de descontaminación y destrucción”, indicó el concejal de Desarrollo Sostenible.