La base de la Brilat acaba de poner en marcha un Aula de Simulación Sanitaria que la convierte en el centro de referencia del Ejército para la formación sanitaria de combate. De hecho, hoy comenzaron en la base General Morillo de Figueirido unas jornadas de instrucción destinadas a personal de distintas unidades del Ejército de Tierra.

Además, según explican desde la Brigada Galicia VII, este Aula de Simulación Sanitaria que lleva el nombre de la cabo Idoia Rodríguez Buján, la primera militar española fallecida en zona de conflicto y que pertenecía a la Brilat, está en vías de ser reconocido por la OTAN como centro afiliado de instrucción sanitaria de referencia en el tratamiento de heridos en combate.

Según explican desde la Brigada, desde hace muchos años se considera necesario que personal no facultativo de las unidades de combate disponga de los conocimientos adecuados en materia sanitaria táctica, conocimientos que permitan una atención inmediata a los heridos en combate hasta que puedan ser atendidos o evacuados sobre formaciones sanitarias, tipo puestos de socorro o hospitales de campaña, que normalmente están situadas más a retaguardia. Una adecuada y precisa actuación por parte del primer interviniente es vital para preservar la vida del herido y aumentar las probabilidades de supervivencia. En muchas ocasiones, “el destino del herido está en manos de quien hace la primera cura”, indican

"El destino del herido en combate está en manos de quien hace la primera cura", explican

Dentro del ámbito de la Fuerza Terrestre (FUTER) del Ejército de Tierra, la BRILAT ha sido designada como unidad de referencia para la preparación en todo lo relacionado con el tratamiento de heridos en combate. Esta designación conlleva la organización y ejecución de actividades formativas teórico-prácticas relacionadas con dicha capacidad.

Para poder llevar a cabo este cometido, la BRILAT ha inaugurado recientemente este Aula de Simulación Sanitaria “Cabo Idoia Rodríguez Buján". Este centro de formación sanitaria cuenta, desde hace unas semanas, con la certificación que expide la Asociación Nacional de Técnicos Médicos de Emergencia (NAEMT en sus siglas en inglés), asociación reconocida como líder mundial en educación para los profesionales de emergencias sanitarias, entre los que se incluye también la asistencia de emergencias en situaciones de combate.

Otro de los ejercicios que se realizan estos días en la base de la Brilat en atención sanitaria en combate. Brilat

Asumiendo este reto formativo, entre los días 16 y 20 de noviembre se van a llevar a cabo en la Base General Morillo estas jornadas de actualización “Tratamiento de heridos en combate” en las que participará personal de diferentes unidades del Ejército de Tierra. La misión de la Brilat será “capacitar al alumno para responder correctamente a las necesidades asistenciales que requiera el herido en una situación de combate”.

Imagen de uno de los cursos que se están llevando a cabo Brilat

La metodología de enseñanza que se va a utilizar en estas jornadas, basada en talleres prácticos, diferentes simulaciones, estaciones de habilidades, videos, estudio de casos y ejercicios en situaciones tácticas con bajas, busca poner en práctica las técnicas y habilidades necesarias para que un combatiente pueda estabilizar a una baja en combate, hasta que ésta pueda ser evacuada o tratada por personal sanitario.

Esta metodología es la que se utiliza, tanto en los centros de formación asociados NAEMT en sus cursos de Atención Táctica a Víctimas de Combate (Tactical Combat Casualty Care / TCCC en su denominación anglosajona), como en los centros de formación de asistencia pre-hospitalaria en combate táctico y emergencias sanitarias de la OTAN.