Al menos un 10% de los vecinos de Pontevedra desarrollará diabetes, término que agrupa a varias enfermedades metabólicas cuyo nexo común es un déficit en el suministro de insulina desde el páncreas. Es una de las patologías más frecuentes y en España no ha dejado de crecer desde la pasada década de los 90. El suministro de insulina exógena (se pincha y se examinan a diario los niveles de glucosa) o combinaciones de control del azúcar, ejercicio y medicación, son por el momento los métodos para hacer frente a estas patologías.

“Galicia está en la media de incidencia”, explica Salvador Budiño, delegado de la Fundación Diabetes Cero, una de las organizaciones que conmemora hoy el Día Mundial de la Diabetes. Las celebraciones arrancaron ayer con el despliegue en la Casa da Luz de la pancarta conmemorativa, un acto en el que participaron, entre otros, el teniente de alcalde Tino Fernández, el presidente de la comisión de Sanidad del Senado Modesto Pose y Charo Lafuente y Sonia Fontán, representantes de la Asociación de Nenos, Nenas e Adolescentes con Diabetes (Anedia).

Los actos para visibilizar la enfermedad continuaron durante la noche con el encendido en azul de la Casa Consistorial y del Pazo Provincial e incluirán hoy la VII Milla Solidaria, que se celebrará en el Centro Galego de Tecnificación.

La prueba se reserva a los federados, mientras que el público en general pudo sumarse a la carrera virtual por toda España (Pontevedra fue la etapa número 14) en la que a través de una App cada deportista pudo ir anotando sus marcas y sumando euros para la investigación.

Y es que el objetivo de Anedia y Diabetes Cero es recaudar fondos para financiar investigaciones públicas en laboratorios, centros y hospitales que “realizan trabajos de gran interés pero no tienen medios, ni personal ni recursos”, lamenta Salvador Budiño. Es uno de los que invita a colaborar y recuerda que “tenemos la esperanza de que la investigación pública nos ayude. Es posible una cura y necesitamos investigación de calidad”.