Una mujer acompañada de su hija se presentó el pasado martes en la Comisaría Provincial de Pontevedra. Allí hizo entrega a los agentes de un sobre que contenía nada más y nada menos que 3.000 euros en efectivo y que les dijo que se acababa de encontrar al salir de una entidad bancaria.

Esto permitió que a partir de ese momento los agentes iniciasen una investigación para intentar localizar al dueño del dinero que ha dado resultado positivo. Así, la Policía Nacional tras varias pesquisas se puso en contacto con la persona propietaria de la cantidad de dinero quien acudió a la Comisaría Provincial y explicó que en la mañana del día 3 de noviembre había retirado ese importe exacto del banco y se lo entregó a su marido dentro del sobre. El hombre supuestamente lo metió en el bolsillo interior de la cazadora, si bien creen que se deslizó hasta el suelo sin que se percataran de ello. Al llegar a su casa fue cuando se dio cuenta de que había perdido el sobre para disgusto de ambos.

El dueño del dinero tuvo que aportar pruebas de que lo había perdido

Sin embargo, gracias a la buena fe de esta mujer y de su hija y a la labor policial han podido recuperar esta importante cantidad de dinero. Eso sí, después de probar ante los agentes que era suyo. Para ello tuvieron que detallar la cantidad y la distribución de los billetes contenidos en el sobre, el recorrido que hizo durante esa mañana, así como el comprobante bancario por el importe de los 3.000 euros que fueron retirados de sus cuentas bancarias. Una vez comprobado que eran los legítimos propietarios del dinero, se le hizo entrega del sobre esa misma tarde por un agente policial perteneciente a la Comisaría Provincial de Pontevedra.