La pandemia sanitaria sigue haciendo mella en el empleo, que en la ciudad de Pontevedra afectó el pasado octubre a 168 trabajadores, que pasaron a engrosar las listas del Servicio Público de Empleo. La ciudad supera ya los 6.000 parados, concretamente son un total de 6.053.

En el área de influencia de la capital –incluyendo los municipios de Marín, Sanxenxo, Poio, Caldas de Reis, Cuntis, Moraña, Portas, Barro, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade, A Lama, Ponte Caldelas y Vilaboa– la cifra de desempleados se eleva a 10.363, en su mayor parte pertenecientes al sector servicios (9.251 desempleados en el área de influencia de Pontevedra).

El número de parados registrados en este sector fue especialmente significativo en el municipio de Sanxenxo, donde en el pasado octubre un total de 898 trabajadores de este campo engrosaron las listas del paro. Este municipio suma un total de 1.140 desempleados, 144 más que un mes antes.

En Marín, las oficinas de los servicios públicos de empleo registraron en octubre un total de 1.714 inscritos, 80 más que el mes anterior, de los cuáles 1.173 también pertenecen al sector servicios, 171 a la industria y 102 a la construcción, entre otros.

Tras Pontevedra, Marín y Sanxenxo, este triste ranking de incorporaciones a las viejas listas del “Inem” continúa por el municipio de Poio, con un total de 1.066 desempleados en octubre, 58 más que un mes antes.

Sectores

Por sectores, en el área de Pontevedra a los 9.251 desempleados de las empresas dedicadas a servicios, le siguen los 1.765 parados de la construcción, 1.281 desempleados en la industria, y los 1.112 inscritos sin un empleo anterior.

Ponte Caldelas suma 35 afectados por el paro en el mes de octubre, para situarse en un total de 465 (331 de ellos del sector servicios).

Umia

En la comarca del Umia, su capital, Caldas de Reis, incorporó el pasado octubre 16 inscritos en el SEPE para alcanzar los 707. Portas suma 11 (hasta un total de 192), Cuntis anota 5 (312 desempleados en total) y Moraña es uno de los pocos que ganan trabajadores, con 2 desempleados menos que un mes antes, para contabilizar un total de 306 en octubre.

Además de Moraña, los otros municipios que se sitúan en el lado opuesto de la balanza y ganan trabajadores en el área de Pontevedra son Barro, que borró de las listas del paro a 11 vecinos y se queda en un total de 266; y Campo Lameiro, que tiene 104 inscritos en el paro, uno menos que un mes antes.

Cerdedo-Cotobade suma 3 desempleados en octubre hasta un total de 314 vecinos apuntados al antiguo Inem. Vilaboa tiene 359 desempleados (5 más que el mes anterior) y A Lama contabiliza 168 parados (9 más que en septiembre).

El paro subió en 4.733 personas en octubre en Galicia en relación con el mes anterior, de forma que situó el total en 181.307 personas, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Es el séptimo mayor aumento por comunidades autónomas, en términos absolutos, por detrás de los registrados por Andalucía, Canarias, Cataluña, Castilla-La Mancha, Madrid y Castilla y León.

El repunte de parados en la comunidad gallega en octubre es, en términos relativos, del 2,68%, el doble que el experimentado por la media.

En la comparativa anual, el desempleo en Galicia es en octubre de 2020 un 10,35% superior al que había durante el mismo mes de 2019, esto es, 17.000 personas más en paro.

Provincias

Por provincias, el desempleo, en cifras absolutas, creció sobre todo en Pontevedra (+1.736 y un 2,58%), seguida de A Coruña (+1.598 y un 2,22%).

En Ourense y Lugo, con todo, los incrementos del paro fueron mayores en números relativos, al subir un 3,85% y un 3,67%, respectivamente (+759 y +650).

En la evolución anual, son 8.921 parados más en A Coruña que en octubre del año pasado, 4.328 más en Pontevedra, 2.013 en Lugo y 1.738 en Ourense.